APOLO Y LAS MUSAS  

MINERVA LA DIOSA DE LA SABIDURÍA
Y DE LA JUSTICIA

LA DIVINA MADRE MINERVA

En el Himno Homérico a "Pythian Apolo", la Diosa Minerva o Athenea es llamada

"... la Principal entre todos los Dioses gloriosos."

 

MINERVA

Minerva es el Nombre Latino (de origen Calcídico) de la Diosa de la Sabiduría y de la Justicia, la Diosa y Virgen Madre "Athenea Parthenos".

 

ZEUS-MINERVA-ULISES

La Diosa Minerva fue emanada del Cerebro de Zeus-Júpiter el Padre de todos los Dioses y de la Humanidad.

La Divina Madre Minerva la Diosa de la Sabiduría y de la Justicia es la más Poderosa de todos los Dioses y de todas las Diosas. Lo que Ella decide es la Voluntad del Padre Celestial Zeus-Júpiter, y siempre se cumple.

De los Himnos Órficos, incluimos los siguientes Cantos a la Diosa Minerva, en Inglés ("The Mystical Hymns of Orpheus", 1896), con una traducción al Español:

"OF ORPHEUS 13"

"[says Orpheus]. We must not therefore wonder on hearing that Vulcan and Minerva are the causes of figures. For Vulcan is the cause of corporeal figures, and of every mundane figure; but Minerva, of the psychical and intellectual figure; ..."

"[dice Orfeo]. Por tanto, no debemos de maravillarnos al escuchar que Vulcano y Minerva son las causas de las figuras. Porque Vulcano es la causa de las figuras corpóreas, y de todas las figuras físicas; mas Minerva, de las figuras psíquica e intelectual; ..."

"OF ORPHEUS 71"

"... Minerva is called 'female and male,'..."

("... Minerva es llamada 'femenina y masculina'..."; es decir Madre y Padre.

"It is easy to perceive the agreement between Minerva, who is characterized by divine wisdom and providence, and a dragon; since, according to Fhurnutus, a dragon is of a vigilant and guardian nature."

("Es fácil percibir la correspondencia entre Minerva, quien es caracterizada por la Divina Sabiduría y la Providencia, y un Dragón; puesto que, de acuerdo a Fhurnutus, un dragón lo es de la vigilancia y guardián de la naturaleza.")

De los Himnos atribuidos a Homero, incluimos asimismo, los Cantos que el Poeta dedicara a la Diosa Minerva o Athenea:

"XXVIII TO ATHENA"
"I begin to sing of Pallas Athene, the glorious goddess bright-eyed, inventive unbending of heart, pure virgin, saviour of cities, courageous, Tritogeneia. From his awful head wise Zeus himself bare her arrayed in warlike arms of flashing gold, and awe seized all the gods as they gazed. But Athena sprang quickly from the immortal head and stood before Zeus who holds the aegis, shaking a sharp spear: great Olympus began to reel horribly at the might of the bright-eyed goddess, and earth round about cried fearfully, and the sea was moved and tossed with dark waves, while foam burst forth suddenly : the bright Son of Hyperion stopped his swift-footed horses a long while, until the maiden Pallas Athene had stripped the heavenly armour from her immortal shoulders. And wise Zeus was glad. And so hail to you, daughter of Zeus who holds the aegis! Now I will remember you and another song as well." ("THE HOMERIC HYMNS", 1904.)

(Empiezo a cantar de Palas Atenea, la diosa gloriosa de ojos brillantes, inventiva inflexible de corazón, virgen pura, salvadora de ciudades, valiente, Tritogenia. De su augusta cabeza el Sabio Zeus la dio a luz vestida de armas bélicas de oro relampagueante, y el temor se apoderó de todos los dioses al verla. Pero Atenea saltó rápidamente de la cabeza inmortal y se puso delante de Zeus que lleva la égida, agitando una lanza afilada: el gran Olimpo empezó a tambalearse horriblemente ante el poder de la Diosa de ojos brillantes, la tierra alrededor gritó atemorizada, el mar se movió y fue agitado por olas oscuras, mientras que la espuma brotó de repente: el Hijo brillante de Hyperion detuvo sus veloces caballos un largo rato, hasta que la doncella Palas Athenea se hubo quitado la armadura celestial de sus hombros inmortales. Y el sabio Zeus se alegró. Te saludamos a ti, hija de Zeus, que lleva la égida! Ahora me recordaré de ti y de otra canción también.)

La Diosa Minerva se desdobla en la Madre Divina Kundalini íntima, individual, particular, en cada Ser.

"... Tenemos a una MINERVA, no solamente allá, en el Macrocosmos, sino una parte de nuestro Ser, que tiene sabiduría, que puede realizar dentro de nosotros operaciones extraordinarias... Nuestro Ser-Madre..." (Enseñanzas de nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor).

MINERVA Y POSEIDON

Minerva-Athenea y Poseidón-Neptuno

En otros tiempos, como en la antigua Atlántida, los Dioses se encarnaban en Humanos cuerpos. La Diosa MINERVA es una de las Divinidades que, encarnada en la Atlántida, e hija única de un Matrimonio de "simples mortales", fue Desposada por el Dios Neptuno:

POSEIDON Y MINERVA

- Poseidón-Neptuno y Minerva -

"Habiéndose costeado el Dios Neptuno el Continente Atlante, ahora sumergido en las procelosas aguas del océano que lleva su nombre, dicen las tradiciones que engendró varios hijos en una mortal mujer..."

"Junto a la isla do habitara era todo llano, pero en medio de ella había un valle muy especial, con un pequeño monte central distante cincuenta estadios de la arenosa playa..."

"En aquel monte moraba uno de esos grandes seres nacidos en la tierra, llamado Evenor, quien, de su mujer, Leucipe, había engendrado a Clitone, su única hija..."

"Muertos estos padres de Clitone, Neptuno se casó con ella, y cercó el collado en que habitaba con varios fosos de agua, de los cuales, según dice la leyenda de los siglos, tres venían desde el mar y distaban por igual del océano, amurallando el collado para hacerle inconquistable e inaccesible."

"Esta Clitone o Minerva-Neith edificó en Grecia a Atenas y Sais en el famoso Delta del Nilo..."

"En memoria de todo esto, los Atlantes edificaron el maravilloso Templo de Neptuno y Clitone..." (De las enseñanzas de Nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor.)

"Unos de los templos que se conoció en la época de la Atlántida fue el templo de Neptuno, y se rendía culto al Dios Neptuno, el gran Señor de la Atlántida. El dios Neptuno, el Regente de Neptuno, llegó a tomar cuerpo físico en la Tierra y vivió en la Atlántida ya escribió sus preceptos en las columnas de los Templos; el culto a Neptuno fue famosísimo, igual que el de los elementales de las aguas, a las Sirenas del inmenso mar, a las Nereidas, a los genios del Océano, fue una época extraordinaria, Neptuniana Amentina antiquísima, que venía de un remoto pasado." (De las enseñanzas de Nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor.)

El Venerable Maestro Samael Aun Weor nos enseña que el Bodhisattwa del Dios Neptuno se había caído, para levantarse más tarde:

"... Toda esa Hueste de los Elohim Creadores, ¿acaso no se cayeron en la Lemuria? ¡O nos caímos!... Porque yo también en la Lemuria me fui para abajo. Nos fuimos abajo todos los antiguos Pitris de la Tierra-Luna; hasta el viejo Neptuno, pues, también se cayó. ¿Que después nos levantamos? ¿Que tuvimos que llorar mucho, chillar, para poder levantarnos? ¡Eso es verdad! Pero en aquella época nos fuimos abajo..."

En el "Timeo" de Platón, está escrito que la Divina Madre ISIS-MINERVA-NEITH O ATHENEA fue la fundadora de Athenas en Grecia y de Sais en el Delta del Nilo en Egipto:

"En el Delta de Egipto, con todo el panorama de los brazos del Nilo a los pies, existe un nomo, llamado Saítico y una ciudad principal, la de Sais, de donde el mismo rey Amasis era oriundo. Los habitantes de dicho nomo o Estado tienen por Divinidad fundadora de él a la Diosa Neith, que, en griego, según ellos, quiere decir Atenea. Por eso, ellos quieren de todo corazón a los atenienses, considerándolos como de su propia raza..."

"... Te diremos con gusto, oh Solón! lo que deseas, por afecto hacia ti y hacia tu patria, y más aun por veneración hacia la Diosa a quien pertenece vuestra ciudad y la nuestra, Diosa que ha velado siempre por la vida y la educación de las dos. Ella, la Diosa Neith, comenzó Su Obra por vuestra ciudad, tomando de la Tierra y de Vulcano la semilla de la que os formó, fundando mil años más tarde esta nuestra ciudad del Delta, pues que el gobierno establecido entre nosotros, data, según nuestros libros sagrados, de ocho mil años..."

"Poseidón" es el Nombre esotérico del Dios "Neptuno".

"... Esto, tanto cósmica como metafóricamente considerado. Poseidón es un "Dragón"; el Dragón "Chozzar, llamado Neptuno por el profano" según los gnósticos Peráticos; la "Serpiente buena y perfecta" [el Agathodaemon], el Mesías de los naasenos, cuyo símbolo en el Cielo, es Draco. [la Constelación del Dragón]" (H.P.B.).

El Dios Poseidón o Neptuno es identificado en dos Aspectos: en el Manú de la Atlántida o Melkizedek; y en Moisés, a quien el autor del párrafo siguiente llama también Noé, Orfeo-Mercurio y Thoth-Hermes:

THOTH-HERMES

Hermes-Thoth

"... es el Manú de la raza de Io en su éxodo atlante hacia el Asia y tiene un nombre prominente en cada pueblo. Así los Hebreos le llaman Noé o Moisés; los Aztecas, [los Chibchas] Muisca; los Griegos, Orfeo y Mercurio; los Latinos, Neptuno (Pentannus, «el héroe de la pentalfa» o Pensamiento); los Bardos Irlandeses, Ogma el grande; los Egipcios, Thoth-Hermes; los Caldeos, Xisusthros; los Parsis, Zoroastro; los primitivos Arios, Ra, Ar o Ares; los Nórdicos, Odín [Wotan]; los Libios, Dido, etc., etc. Él es el que arranca la lengua (verbo) a la Bestia, mala magia atlante y el que se ve suplantado por «un falso demandante» que le quiere arrebatar su triunfo por las malas artes de aquella, pero que es, o será confundido al fin..." (Don Mario Roso de Luna, "El Simbolismo de las Religiones del Mundo").

El Bodhisattwa del Dios Neptuno en su aspecto de Melkizedek, nunca se ha caído. Mas el Bodhisattwa del Dios Neptuno en su aspecto de Thoth-Hermes o Moisés sí se cayó, mas ahora en este final de los tiempos se ha vuelto a levantar definitivamente, con la Ayuda de Dios.

ODIN-WOTAN

Odín-Wotan

"Odín  (Escandinavo).-  ... lo mismo que el Wodan [o Wotan] escandinavo.  Es el gran héroe del Edda, y uno de los creadores del Hombre.  La antigüedad romana le consideraba idéntico a Hermes o Mercurio (Budha)...  En el Panteón de los antiguos escandinavos es el "padre de los dioses" y de la divina Sabiduría creadora..." (G.T. Helena Petrovna Blavatsky)".

"Mercurio" o "Buddha" es Hermes-Anubis, el Anubis-Sirio, y el Hermes-Cristo de los Gnósticos:

ANUBIS EL JERARCA DE LA LEY DE DIOS

- Anubis -

"... Es el Cristo-Hermes de los gnósticos, el Anubis-Syrios de los egipcios, el Consejero de Osiris en el Amenti,..." (H.P. Blavatsky ).

"Sirio era llamada la estrella del Perro. Era la estrella de Mercurio o Buddha, llamado el gran Instructor de la Humanidad." (H.P. Blavatsky.)

"Mercurio, [...] idéntico al MITHRA Mazdeísta, el BUDDHA, [...] era llamado el Nuncio y el Lobo del sol... Mercurio es también "HERMES-ANUBIS" el buen inspirador o AGATHODAEMON..." (Enseñanzas de nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor.)

Dentro de cada uno de nosotros Poseidón o Neptuno es una de las Partes del Ser interior, Divinal, Particular, el Esposo de nuestra Madre Divina Kundalini.

En lo Macrocósmico, es una Jerarquía Superior de la Venerable Logia Blanca.

MINERVA LA DIOSA DE LA JUSTICIA

MINERVA LA DIOSA DE LA JUSTICIA

- Minerva la Diosa de la Sabiduría y de la Justicia -

(El Señor puede salvarnos según su justicia.)
(Hacer la Justicia en nosotros es lo trascendental.)
(La energía del Espíritu Universal tiene su representación en la espada flamígera y esta última se corresponde con el sol.)
(La balanza, en sí misma y por sí misma, indica la necesidad de los pesos y las proporciones.)
(En Alquimia, el libro abierto tiene un sentido extraordinario.)

(El sentido del libro abierto, caracterizado por la solución radical del cuerpo metálico, el cual abandona sus impurezas y cede su azufre, es profundamente significativo.)
(Libro cerrado es el símbolo general de todos los cuerpos brutos, minerales o metales, tal como la naturaleza nos los proporciona o la industria humana los entrega al comercio.)
(El Azogue en bruto, esto es, el Esperma Sagrado aún no trabajado, es un libro cerrado. Necesitamos abrir ese libro.)
(Desde otro ángulo, el libro abierto es el Libro de la Ley de la Justicia.)
(Justicia, León, Balanza y Espada, se encuentran asociados íntimamente.)
(La sobreste de armiño que luce la Justicia está bordada de rosas y perlas.)
(La Diosa de la Justicia tiene la frente ceñida por una corona bucal.)
(La espada de la Justicia tiene un pomo ornado con un sol radiante.)
(El peplo, que la recubría por completo, ha resbalado a lo largo del cuerpo, y retenido por la saliente del brazo se dobla en su parte inferior.)
(La Justicia dentro de nosotros es una parte auto- consciente del Ser.)
(La Justicia dentro de nosotros debe auto- realizarse
íntimamente.)
(Minerva, hija de Júpiter, dentro de nosotros y como parte autónoma y auto- consciente del Ser, es la virtud cardinal de la Justicia.)
(Minerva es también Sabiduría Divina y pleno conocimiento de todas las cosas.)
(Minerva, Diosa de la Sabiduría y Señora de la Justicia, es la flor de la Gran Obra, la Rosa Mística.)

(Es la Justicia una Virgen con la corona de oro, blanca túnica y manto púrpura.)

(La Diosa de la Justicia luce en el pecho una rica joya.)
(La Diosa de la Justicia apoya el pie izquierdo en una piedra cúbica.)
(La honda significación de todo esto la explicaremos en nuestro próximo libro titulado "La Gran Obra".)
(En todo caso, necesitamos Auto-realizar íntimamente a la Diosa de la Justicia dentro de nosotros mismos.)
(El Cristo-Señor nuestro, dentro de nosotros mismos, puede salvarnos según la Justicia.)

(En modo alguno podríamos auto-realizar íntimamente a Minerva dentro de nosotros mismos si no pasáramos antes por la Aniquilación budhista.)
(El Señor Intimo es nuestro Dios Protector.)
(Debemos aniquilar los agregados psíquicos y refugiarnos en el Señor.)
(El Señor puede sacarnos de la red despiadada tendida por el enemigo secreto.)
(En manos del Cristo Intimo debemos poner nuestro
espíritu.)
(El Señor rechaza a aquéllos que se aferran a la vanidad.)
(El Señor auxilia a quienes luchan por desintegrar los
agregados psíquicos de la vanidad.) (Enseñanzas de nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor).

THOTH-MINERVA

La Diosa Minerva es la Diosa de la Sabiduría y de la Justicia. Ella es el Aspecto Femenino del Dios Thoth. Y Ambos son el Elohim "Thoth-Minerva", nuestro Padre-Madre Interior y Celestial.

"… Pero ya sea Varón o Hembra, Thoth o Minerva, Soma o Astoreth, la 'Luna' es el Misterio de los Misterios…" (H.P. Blavatsky).

La "Luna", no se refiere aquí al satélite Luna que orbita alrededor de nuestro Planeta Tierra, sino al significado esotérico de la "Luna", Isis-Minerva-Neith, nuestra Madre Divina Kundalini y Su Esposo Divinal el Dios Thoth o Neptuno, Poseidón.

LA DIOSA MINERVA APOLO Y LA ARCADIA

APOLO Y LAS MUSAS

- Apolo y las Musas -

Transcribamos seguidamente el hermoso relato de la Obra "Dioses Atómicos":

"Habla Minerva: "Cuando el mundo era joven, esta tierra fue la cuna de la Primavera.

A medida que esta creció, su aliento dio fragancia y frescura al aire, y éstas se convirtieron en Sílfides. Donde quiera que sus sandalias pisaban, brotaban capullos y los cerros y valles resplandecían. Cuando Ella cantaba, nacían pájaros que volaban sobre la tierra; y donde quiera Ella hablaba las aguas deshacían sus hilos de plata y la seguían. Cuando Ella se sentaba y pensaba, pequeños seres nacían y cuando Ella Oraba, los Dioses eran creados. Y las flores, los pájaros, las náyades y las sílfides, los pequeños dioses y los grandes Dioses, trabajando juntos, diseñaron al hombre. Y cuando el hombre estuvo en pie y sus ojos fueron iluminados de Divinidad, contempló la belleza de esta tierra y el espíritu de poesía le inspiró el nombre de Arcadia."

"Esta fue la Era en que el hombre era solemne en pensamiento, infantil en deseo, y atrayente a las miradas. Sus ojos brillaban, claramente, y daban sombra a la extensión de su sabiduría. El resplandor de esa Era todavía brilla en las radiantes mentes de los poetas y en el corazón ardiente de los profetas.

APOLO Y LAS MUSAS

- Apolo y las Musas -

Esta fue la Edad de Oro; y la Era en que brotó de la música, de la poesía y del amor."

"Las necesidades del hombre eran sencillas, sus deseos pocos. La vida no corría sobre piernas de acero, ni retumbaba de gargantas de latón; el mundo no se movía por el músculo de la máquina, ni llenaba cada minuto con el cansancio de labores monótonas. Cuando las mañanas amanecían, desplegaban gozos y no tristezas; cuando las noches nacían, y descendía el rocío, los sueños eran tranquilos y profundos.

La felicidad corría en el hombre como la corriente se desliza cerro abajo, saltando, cantando, chispeando. El amor ardía como suave luz solar, y los pensamientos volaban tan rápidamente como saltarines ciervos. Porque el hombre respetaba un simple credo, a saber: Que la vida le había sido dada para el Gozo; que moraba en la radiación de la luz heroica de los Dioses, y que las manos protectoras y fuertes de éstos gobernaban su destino y su comprensión."

"Oh, los Dioses, los Dioses! Los exaltados de Arcadia cuyos címbalos son los truenos y las brillantes espadas los relámpagos; quienes en un tiempo, rigieron al hombre con encanto alegre.

Oh, Júpiter poderoso Juez de todas las cosas! Cuándo volverás a alentar Justicia en las mentes de los hombres? El mundo necesita un nuevo Manto y una nueva Majestad; porque sus vestiduras son harapos, su realeza ha sido destronada. El credo que contenía la nota de la flauta del fauno y la serenidad del crepúsculo veraniego, se ha desvanecido."

"Atesorábamos la música de los vientos, que soplaban por las compuertas del mundo; atesorábamos la lírica de los pájaros y de las corrientes. Creíamos que la belleza era la gema que engarzaba todas las cosas y que la Sabiduría era el fuego que afluía de esta piedra preciosa.

Manteníamos que la sangre de los Dioses enriquecía y corría por las venas del hombre. El que tañía la lira con hábiles dedos, el que esculpía el mármol y extraía belleza del mismo, y el que desprendía llamas y sueños de palabras, eran los Príncipes de Arcadia. Aquella fue una Gran Era; pero ahora sólo queda un murmullo de ella; sólo un apagado acorde suspira a través de las tinieblas; suspiro que los pájaros, los vientos y, ocasionalmente, el soñador, oyen."

"El invierno marchitó el pétalo; el alma deviene plateada, lo mismo que la cabeza. El hombre envejece, pero sin esperanza de primavera. La belleza, encerrada en el mármol, ya no se abre; la música que dormía en la temblorosa lira, ya no es despertada, y la sabiduría acunada en lo lírico ya no habla. Porque los ojos carecen de vista clara, los dedos carecen de ternura, y las mentes no tienen profundidad. Más y más oscuros se han hecho los años que han ensombrecido al espíritu de las gentes hasta que sus sentimientos y pensamientos se han hecho grises. Hasta sus espaldas se doblaron, sus miembros se hicieron lentos y sus voces tiemblan entrecortadas, como las de los viejos. Sus recuerdos son vagos y olvidadizos; cuando vagamos entre ellos, nos miran sin comprensión.

Algunas veces Yo golpeo mi escudo al nacer algún Grande, pero ellos no oyen, y los dones de ese Grande, con frecuencia mueren con Él. A veces, Mercurio pone una Corona en la frente de algún favorecido; pero ellos lo golpean y apedrean; y cuando Júpiter puso una Espada en las manos de su sirviente, ellos se burlaban de Él y negaban sus justas sentencias".

"Y Apolo se lamentaba: " He vagado por las ruinas de Arcadia, la tierra que dio los primeros frutos del mundo, y ví que la primavera y las rosas se habían marchitado.

Las estatuas de mármol habían caído, la lira de Orfeo yacía rota en el piso del Templo. Ah!, ya no resplandece la belleza del hombre; ha abandonado nuestros Templos; el polvo cubre nuestros Altares. Su gracia ha volado; ha caído como una flor. Bello como la mañana sobre las aguas, era Él; ahora su corazón y cabello son grises. No eran nuestros Templos bellos para él? Nuestros huertos no eran fructíferos? Nuestro mundo no era sublime?".

"Minerva cesó bruscamente; Juan esperó. Al continuar Ella fue con otro acento: "Al recorrer conmigo la ciudad, has visto la degradación de sus habitantes. Aquellos, en quienes la belleza palpitaba, eran pordioseros y perseguidos; los egoístas insensibles, que no conocían las palpitaciones de la inspiración, eran aplaudidos. Hombres que en un tiempo, fueron Humanos se han convertido en autómatas; nosotros que en un tiempo, los gobernábamos hemos tenido que ocultarnos. Pero cuando nosotros desaparecimos, los reinos de encantamiento desaparecieron también; hemos tejido un velo sobre los caminos a la magia. Con tristeza, hemos cerrado las puertas a lo maravilloso. Pero al ocultarnos, el hombre ha creado otros dioses; pues el hombre ha de adorar, si no a un dios, a un sueño, o una máquina, o un héroe, o una mujer; porque todo cuanto él adora es un eco de su esplendor perdido. Y esto es lo que ha de recuperar antes de que podamos revelarnos nuevamente a él".

"Ella calló y levantó un dedo en advertencia, cuando Juan iba a hablar: "Calla, puedes oír? Hay canto, tan fugaz y salvaje, tan mordaz!"

"Juan apenas respiraba, tratando de oír. Por algunos segundos hubo silencio. Luego oyó; pero era de tan lejos, que el creyó que se lo imaginaba. De pronto, llegó a él, se arremolinó y batió en sus oídos una música tan dulce, que expresaba tanto desamparo y tanta desesperación, que casi lloró. Evocó en él imágenes de picos de montañas, de vientos fríos y huracanados y de torrentes de aguas espumosas. Era un canto que arrasa la mente, la limpia y la dilata; como si el cerebro se ensanchara en una gran sala, por la que bellas Ninfas se deslizan; con ello vino la sensación de belleza... y se sintió arrebatado por una tormenta de frescura y de locura paganas, hasta que su cuerpo se sintió limpio y espléndido. Después, las voces se apagaron, con la misma rapidez con que le habían llegado, dejando solo un eco de melodía y un intenso disgusto por no poder oír un poco más."

"Después de unos momentos de silencio murmuró con voz apagada:

"Oh! Cuán bellamente cantaron. Es doloroso. Decidme, por favor, quiénes son ellos?"

"La Diosa (Minerva) replicó: "Son los Silfos, lamentando las tristezas de este mundo".

"Un melancólico silencio se hizo en ambos, mientras él escuchaba los acordes fugaces, que todavía le perseguían con su tristeza espectral."

"De nuevo Minerva continuó: "Ellos lloran porque nos hemos ocultado, y el hombre ha perdido su Libertad."

APOLO - ARCADIA

- Pintura de Raphael que representa a Apolo en el Monte Parnaso interpretando un instrumento musical "moderno", la "Lyra da Braccio", rodeado por las Nueve Musas y por los Poetas -

"Pero cuando Arcadia quede Libre y el Espíritu del Hombre sea soltado como una corriente, la Belleza será revelada de nuevo y no será burlada; la inspiración despertará en él como una aurora. Las mañanas revelarán cosas más bellas que la luz; y los atardeceres cosas más gozosas que el amor. Las olvidadas majestades, que dormitan en la quietud, despertarán y envolverán al hombre, y pondrán en sus ojos un resplandor más exaltado; porque él será tan señorial como una selva en primavera. Pero esto vendrá solo, cuando quede libre de la sujeción de acero de la máquina; de los opresores de este reino que han maniatado su divinidad; y vuelva a la sencillez de la Naturaleza. Pero su nueva Sabiduría será más noble que la pasada; porque ella será más prudente, como es la Sabiduría que se cobija en las frentes de los Dioses."

"Su voz se elevó y su calidad argentina se hizo de oro: "Y entonces, el Hombre se envolverá en nuestras meditaciones; hollará nuestras salas de cristal y caminará por nuestros Jardines de Fuego. Entonces, las tempestades se incarán ante él; y él sujetará los palpitantes relámpagos, desatará los vientos y los convertirá en alfombras para sus pies. El pulso del universo latirá por su corazón, y conocerá los secretos ensueños de la Estrella y de la Flor.

Esta es la promesa que le hago, para cuando se Levante y arroje la herrumbre de las edades y sea de nuevo Joven y Limpio". (V.M. Moria, "Dioses Atómicos", o La Aurora de Juventud)

Estamos ahora en la densa "Edad de hierro", en el cierre cíclico de esta raza, de esta humanidad... que se hunde en ... "El Ocaso de los dioses"...

APOLO Y LAS MUSAS

- Apolo y las Musas -

Mas la Nueva Primavera se acerca, la Edad de Oro resplandecerá después de que concluya esta horrible y tenebrosa Edad de Hierro.

"... Virgilio (Égloga IV) habla del Metratón o nueva progenie en que terminará la edad de hierro, para dar principio a la edad de oro." (H.P. Blavatsky, "Isis sin Velo", Tomo III).

Como explica la V.M. H. P. Blavatsky, lo anunciado por Virgilio el Poeta de Mantua, en la Égloga IV, sobre la "nueva progenie en que terminará la edad de hierro, para dar principio a la edad de oro..." es "Metratón", es decir, la propia alma de Henoc-Metratón o Moisés reencarnado, y otros Iniciados que encarnan al "hijo del Hombre".

"Ya llega la última edad anunciada en los versos de la Sibila de Cumas; ya nace de nuevo el grande orden de los siglos. Ya vuelve la Virgen Astrea [la Diosa Isis-Minerva-Neith] y retorna el reino de Saturno [Osiris-Anubis o Bacchus]; ya una nueva progenie [Metratón] desciende del alto del cielo. Tú ¡oh, casta Lucina!, protege el niño [Metratón Sar HaPanim o Moisés, y los nuevos Iniciados] que está por nacer, con el cual concluirá, lo primero, la edad de hierro, y empezará la de oro en todo el mundo; ya reina tu Apolo." (De la "Égloga IV" de Virgilio).

FESTIVAL DE LA DIOSA ISIS

- Festival de la Diosa Isis -

En la Obra Iniciática titulada "El Asno de Oro" de Apuleyo, su autor nos relata las palabras que la Reina del Cielo, la Madre Divina Isis-Minerva-Neith, le dijera en una Visión Onírica consciente en una noche estrellada, recostado en las arenas de la playa de un misterioso mar:

"-Heme aquí do vengo conmovida por tus ruegos, Oh Lucio!; sepas que yo soy Madre y Natura de todas las cosas, Señora de todos los elementos, principio y generación de los siglos, la Mayor de los Dioses y Reina de todos los difuntos, primera y única Sola de todos los Dioses y Diosas del Cielo, que dispenso con mi poder y mando las alturas resplandecientes del cielo, y las aguas saludables de la mar, y los secretos lloros del infierno. A Mí Sola y Una Diosa honra y sacrifica todo el mundo, en muchas maneras de nombres. De aquí, los troyanos, que fueron los primeros que nacieron en el mundo, me llaman Pesinuntica, Madre de los Dioses. De aquí asimismo los atenienses, naturales y allí nacidos, me llaman Minerva cecrópea, y también los de Chipre, que moran cerca de la mar, me nombran Venus Pafia. Los arqueros y sagitarios de Creta, Diana. Los sicilianos de tres lenguas me llaman Proserpina. Los eleusianos, la Diosa Ceres antigua. Otros me llaman Juno, otros Bellona, otros Hecates, otros Ranusia. Los etíopes ilustrados de los hirvientes rayos del sol, cuando nace, y los arios y egipcios, poderosos y sabios, donde nació toda la doctrina, cuando me honran y sacrifican con mis propios ritos y ceremonias, me llaman mi verdadero nombre, que es la Reina Isis..." ("Undécimo Libro", Capítulo I).

ISIS

- La Divina Madre Isis -

En la Obra "Isis y Osiris los Misterios de la Iniciación", su autor Plutarco, refiriéndose a la Diosa Isis, dice:

"Por otra parte, los nombres egipcios parecen confirmar la doctrina que exponen los nombres griegos, puesto que con frecuencia se llama a Isis "Athéna" significando este vocablo en egipcio "me he originado en mí misma", e indica que dicha Diosa obtiene su impulso en Sí Misma..."

El escritor Fenicio Sanchoniatón, dice:

"... Egipto es conocido por adorar 'esta Diosa antiguamente' por el nombre Neith; y el templo, oráculo, y fiesta de Minerva en Egipto, son expresados por Herodoto. Y yo hallé en Herodotu's Terpsichore [nombre del quinto de los nueve libros de Herodoto; Terpsichore es el nombre de una de las nueve Musas, la Musa de la alegría y la danza], un Templo de Minerva sobre el promontorio Troyano, llamado Sigeum, de su nombre Siga, entre los Fenicios..." ("Sanchoniatho's Phoenician History...").

Entre los libros de E. A. Wallis Budge, hemos hallado, entre otros, los siguientes npmbres, epítetos y atributos de la Divina Madre Neith o Minerva:

"...Utcha-Her-resenet explained to him [Cambises] the great antiquity of the city, and told him that the goddess of the city, Neith, was the mother of Ra, the Sun-god, the first-born of the gods, and that Sais had been her dwelling-place from time immemorial, and that the city was the counterpart of heaven above...." ("Books on Egypt and Chaldaea", Vol XV, E. A. Wallis Budge.).

"Uauti" ["Una" o "Única"] es "un título de Neith".

"Neb-t Sau" [Señora de Sais], es "la Diosa Neith"-

"Net Sher-t": "Neith la Virgen". (De la obra "An Egyptian Hieroglyphic Dictionary"; E. A. Wallis Budge.Vol. ).I

" Neith, la 'Tejedora" o 'Flechadora'..."

"Neith, poderosa Señora, Divina Madre, Señora de Sais." ("The Mummy" E. A. Wallis Budge)

"... 'Net o Neith, Divina Madre, la Señora del Cielo, la Dueña de los Dioses,' fue una de las más antiguas Divinidades de Egipto, y en los Textos de las Pirámides, Ella aparece como la Madre de Sebek. El centro de su culto era en Sais en el Delta. Como Meh-urt, Ella personifica el lugar en el cielo en el cual el sol se levanta. En una forma Ella fue la Diosa del telar y la lanzadera, y también de la caza [la caza de los "yoes-diablos" y de los demonios]; en este aspecto Ella fue identificada por los Griegos como Artemis... La Diosa Neith fue Auto-Engendrada, y una antigua tradición Saítica, la identifica como la Madre de Ra, el Dios Sol." ("The Gods of the Book of the Dead", Vol I, E. A. Wallis Budge).

 

NEITH-ISIS-MINERVA

En su "Ensayo" titulado "La Misión de Moisés", Friedrich Schiller "el Poeta de la Libertad", cuya inspiración poética de su Oda a la Libertad, inspirara a su vez al Gran Músico-Poeta L. v. Beethoven en su grandiosa y sublime "Novena Sinfonía", refiriéndose a la "Suprema Causa de todas las cosas, un primer poder de natura, el Ser de todos los seres", el Iao de Moisés, dice:

"Bajo una antigua estatua de Isis, uno lee las palabras: "Yo soy, lo que es," y bajo una pirámide en Sais, uno halla la antigua y más notable inscripción: "Yo soy todo, lo que es, lo que fue, y todo lo que será; ningún mortal ha levantado mi velo." A ninguno le ha sido permitido pasar dentro del Templo de Serapis, que no lleve el nombre Iao -- o I-ha-ho, un nombre que suena como el mismo [YHVH] de los Hebreos -- sobre su pecho o frente; y ningún nombre fue pronunciado con más reverencia en Egipto que este nombre Iao. En el himno que el hierofante, o sacerdote Maestro del Templo, canta a aquellos que van a someterse a la Iniciación, esta era la primera elucidación dada de la naturaleza de la divinidad: "Él es Único y existe de Sí Mismo, y a esta Unicidad todas las cosas deben su ser." [...] "Él [Moisés] modeló su Iao en el Dios de sus padres..." (De "The Mission of Moses From Friedrich Schiller").

L.V. Beethoven, tenía escritas con su puño y letra, y enmarcadas con vidrio, y teniéndolas frente a él constantemente en su escritorio, como una reliquia y un gran tesoro ante sus ojos, estas mismas palabras de la Diosa Isis, citadas por Schiller en "Die Sendung Moses" ("La Misión de Moisés"):

"Yo soy lo que es."
"Yo soy todo lo que es, lo que fue y lo que será. Ningún mortal ha levantado mi velo"
"Él es Único en Sí Mismo,
y a esta Unicidad todas las cosas le deben su ser".

La Religiosidad de Beethoven puede estar expresada en las anteriores palabras de la Diosa Isis-Minerva-Neith a quien ningún mortal ha levantado el Velo, del Templo de Sais en Egipto y citadas por Schiller en "La Misión de Moisés"... y escritas con su propia mano, y tal debió de ser así, por la veneración constante que le daba a aquellas Sagradas Palabras...

Quiere decir que Beethoven conoció el Ensayo de Schiller "Die Sendung Moses", o "La Misión de Moisés"... Y de esta obra tomó las palabras que escribió, enmarcó y tuvo constantemente ante sí, como ante un Sagrado Altar..

- Beethoven como Apolo -

"Los Misterios Hebraicos O La Francmasonería religiosa más antigua", de "Carl Leonhard Reinhold", ("Br. Decius"), es una de las fuentes en las que se inspiró el "Poeta de la Libertad", "Friedrich Schiller" (1759-1805, para escribir su Ensayo "La Misión de Moisés":

"Schiller mismo informó que una de las mayores fuentes para este ensayo ["La Misión de Moisés"] fue la obra de Br. Decius "Los Misterios Hebraicos, o la más antigua Francmasonería Religiosa" (Leipzig 1788)."

Y es, asimismo, de ambas fuentes, escritas por "Brother Decius" o Karl Leonhard Reinhold, y por Friedrich Schiller, de donde Luis van Beethoven tomó los textos dedicados a su Madre Divina Kundalini la Diosa Isis-Minerva-Neith (la verdadera Fuente y la Divinidad de Su Religión), escritos de su puño y letra, los que tenía siempre ante su vista en su mesa de trabajo...

MINERVA-ATHENA

- La Diosa Athenea Minerva -

Minerva, Isis, Neith, Athenea, la Diosa de la Sabiduría y de la Justicia, La Hija de Zeus-Júpiter el Padre de todos los Dioses y de la Humanidad, la Esposa Divinal de Hermes-Thoth o Neptuno-Poseidón, es también nuestra Madre Divina Kundalini íntima, individual, particular, dentro de cada Ser. Y a Ella hemos de recordar siempre, de honrar, adorar, venerar, invocar. Ella es nuestro escudo, nuestro amparo, nuestra protección, y nuestra tabla de salvación.

Estos estudios han sido terminados de escribir en la Víspera del Shabbath del Día Viernes 22 de Marzo del Año 2013.

Amamos a todos los Seres, a toda la Humanidad.
Cada Ser Humano es también la Humanidad.

"¡Que todos los Seres sean Felices!"
"¡Que todos los Seres sean Dichosos!"
"¡Que todos los Seres sean en Paz!"

De todo Corazón,
Para toda la Pobre Humanidad Doliente,
Luis Bernardo Palacio Acosta
Bodhisattwa del V.M. Thoth-Moisés

Índex
El Templo de la Diosa Minerva y los Dióscuros en Asís