DÁATH (DA'AT O DA'AS) CONOCIMIENTO - CIENCIA

 

"YHVH con Sabiduría [Jojmáh] fundó la tierra; Afirmó los cielos con Inteligencia [Bináh]. Con su Ciencia [Dáath] los abismos fueron divididos, Y destilan rocío los cielos [Tiphéreth]." (Proverbios, 3: 19-21).

"El alma sin Ciencia [Dáath o Conocimiento] no es buena,..." (Proverbios, 19:2).

 

"Dáath", que significa "Conocimiento", es una Sephiráh Oculta, que aunque no suele aparecer en las ilustraciones del Árbol de la Vida, se halla localizada después de las Sephiróth Kether, Jojmáh y Bináh, y en la Columna Central del Árbol de la Vida.

 

Los Kabalistas ubican a la Sephiráh Dáath a la altura de la base del cráneo, en el cuello; relacionada ocultamente con la Sephiráh "Yesod".

Y es "Oculta", porque se refiere al "Conocimiento Tántrico"; es decir a los Misterios de la Práctica del "Arcano", del "Maithuna" o Magia Sexual Blanca, el Tantrismo Blanco, que es la Transmutación de las Energías Creadoras Sexuales entre un hombre y una mujer en el matrimonio, en la práctica de Los Tres Factores. Es decir, la Unión o Cruce (la Santa Cruz, la Cruz de Cristo) del "Yesod" (Lingam o Phallus) del hombre, del esposo, en el "Yesod" (Yoni o Útero) de la mujer, de la esposa, sin derramar o eyacular nunca en la vida ni tan siquiera una gota del ("Ens Seminis") el Semen (crucificando la carne con los afectos y las concupiscencias) transmutándolo en Energías Creadoras para recibir el Fuego del Kundalini, el Fuego Sagrado del Espíritu Santo, que es la Serpiente Ígnea que Moisés levantó en el Desierto, que debemos de levantar en la Vara de nuestra columna cerebro-espinal.

LA SANTA CRUZ es el Instrumento de Salvación de la Humanidad.

LA SANTA CRUZ es la crucifixión dentro de cada uno de nosotros de nuestros afectos y concupiscencias, que es la Negación de sí mismos, la Muerte de nuestros defectos psicológicos.

LA SANTA CRUZ es el Cruce del "Lingam-Yoni" sin la eyaculación del "Ens Seminis", transmutándolo en Energías Creadoras. Así despertamos y levantamos a la Serpiente Kundalini en LA TAU, y levantamos en nosotros al Hijo del Hombre, el Cristo encarnado, para la salvación de nuestras almas.

LA SANTA CRUZ es el Sacrificio o Amor Consciente por la Humanidad.

En la "Ciencia" de "Dáath", están los Misterios de la Santa Cruz, indicados, asimismo, en la Dos Llaves de San Pedro, formando Cruz.

"Las Dos Llaves" entrecruzadas, representan, en una clave, al hombre y a la mujer formando Cruz en la práctica del "Arcano"; en otra clave al Cruce del Azufre y el Mercurio de la Alquimia.

En El Zóhar se enseña que "Dáath" es la Llave que abre todas las Puertas de las Sephiróth del Árbol de la Vida.

En otras palabras, Dáath es la Llave, y las Llaves del Reino de los Cielos.

Nuestro Señor Jesús El Cristo le dice al Apóstol San Pedro:

"... Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos;..." (San Mateo, 16:19).

"La Cruz del Hijo del Hombre" se refleja "en las llaves del Apóstol" San Pedro, que "revela a los hombres de buena voluntad los arcanos de la ciencia universal y los tesoros del arte hermético. Ella sola permite a quien posee su sentido abrir la puerta del jardín cerrado de las Hespérides y tomar, sin miedo para su salvación, la Rosa del Adeptado...", nos dice Fulcanelli. Porque el Evangelio del Apóstol Pedro nos enseña los Misterios de "Dáath" y de "Yesod", los Misterios del Arcano, la Ciencia del Maithuna, la Magia Sexual., "la Llave Maestra", "las Llaves del Arca de la Ciencia", "El Gran Arcano".

Los Misterios de "Dáath" son "la llave de la ciencia", que nos permite entrar por la Puerta "del reino de los cielos". A esta "llave de la ciencia", se refiere nuestro Señor Jesús El Cristo, donde dice:

"¡Ay de vosotros, doctores de la ley! que habéis quitado la llave de la ciencia; vosotros mismos no entrasteis, y á los que entraban impedisteis." (San Lucas, 11:52).

En la "Ortodox Jewish Bible", la palabra "ciencia" de "Lucas, 11:52", está escrita en su pronunciación Hebrea: "da'as", es decir, "da'at" o "dáath".

"La Llave de la Ciencia", es por lo tanto "La Llave de Da'at".

"Dáath", en Hebreo, significa "Ciencia" y "Conocimiento", palabras ambas que son sinónimos de la palabra de origen Griego "Gnosis": La Ciencia Esotérica.

Sobre estas Llaves de la Ciencia, Conocimiento o Gnosis, de "Dáath" y de "Yesod", el Apóstol San Pedro, que tiene "las Llaves del Reino de los Cielos", es decir, las enseñanzas de la Sabiduría Oculta de "Dáath", dice en su primera Epístola Universal:

"Vosotros maridos, semejantemente, habitad con ellas según ciencia, dando honor á la mujer como á vaso más frágil, y como á herederas juntamente de la gracia de la vida; para que vuestras oraciones no sean impedidas." (Primera Epístola Universal del Apóstol San Pedro, 3:7).

El término en Hebreo, que es traducido aquí como "ciencia" es exactamente "da'as" (es decir, "da'at"), según la "Ortodox Jewish Bible".

"Da'as" también se escribe "Da'at" y "Dáath". Que en el Árbol de la Vida es la Sephiráh Oculta, porque se refiere a la Ciencia Tántrica de "Yesod" (la Piedra, el Fundamento, el Sexo), las Llaves del Reino de los Cielos, que es el Evangelio del Apóstol San Pedro, los Misterios de "La Piedra", los Misterios de la Alquimia, de la Magia Sexual, del Arcano: La unión sexual entre el hombre y la mujer, en el matrimonio, sin eyacular jamás en la vida el "Esperma Sagrado" y transmutándolo en energías creadoras, que es El Misterio de quienes "a sí mismos se hicieron eunucos por causa del reino de los cielos. El que sea capaz de recibir esto, que lo reciba." (San Mateo, 19:12).

El Apóstol San Pedro, se dirige a cada marido o esposo, para que cada uno habite con su propia esposa "según Ciencia" (es decir, según "Da'as", "Da'at" o "Dáath," Conocimiento, Gnosis), tratando a su esposa "como a VASO más frágil, y como a "heredera "juntamente de la gracia de la vida...", sin fornicar, sin adulterar. Lo cual es exacto, en relación con la práctica del Arcano o la "Ciencia" de "Da'as", entre un hombre y una mujer en el matrimonio. Esta es la Ciencia de "la regeneración" (San Mateo, 19:28).

En Griego "Vaso se dice... el cuerpo, palabra que procede de... , el útero."

Se nos habla en las Sagradas Escrituras de Dos Árboles: el "Árbol de la Vida" o "Etz HaChayyim", (que es el Ser con Sus Diez Sephiróth), y el "Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal", que es el Sexo. Es llamado del "Bien" cuando hay verdadera Castidad, sin fornicación, sin adulterio. Es llamado del "Mal", cuando el sexo es usado para satisfacer a los yoes de la lujuria: fornicaciones, adulterios, degeneración sexual, etc.

En Hebreo al "Árbol de la Ciencia" se le llama "Etz HaDa'As".

No se podría subir a través de cada una de las Sephiróth del Árbol de la Vida o "Etz HaChayyim" para llegar a nuestro Padre que está en los Cielos, si no es practicando la Ciencia Tántrica o del Arcano contenida en el "Árbol de la Ciencia" o "Etz HaDa'as", con la base de la Disolución de nuestros defectos psicológicos, y del Amor Consciente por toda la Pobre Humanidad Doliente. Es decir, Los Tres Factores.

El Zóhar enseña que quien quiere ser "Rico" (Espiritualmente), debe de poseer "el Conocimiento y la Comprensión, Dáath y Bináh..."

Otro símbolo que identifica al Apóstol San Pedro con la Ciencia de la Castidad Científica o Transmutación del "Ens Seminis" en Energía Creadora en la práctica del Arcano, es "El Gallo" ("el Mercurio de la Filosofía Secreta"), que es asimismo el "atributo de Mercurio", "anunciador de la Luz", "el Heraldo del Sol", y emblema de "la Resurrección".

El Canto del "Gallo" y las "Tres Veces" que el Apóstol Pedro "Negó" a Jesús, (San Mateo, 26:34; San Marcos, 14:30,68,72; San Lucas, 22:34; San Juan, 13:38; 18:17, 25,27), tienen significado esotérico, alquímico: son los Tres "Descensos" ("Negaciones") a los Abismos, o "Las Tres Purificaciones" por las que tiene que pasar el "Mercurio", antes de convertirse en la "Piedra Filosofal".

En "Los Hechos de los Apóstoles" (1:3) está escrito que nuestro Señor Jesús El Cristo después de la Resurrección:

"... se presentó vivo con muchas pruebas indubitables, apareciéndoles por cuarenta días, y hablándoles del reino de Dios."

En la "Pistis Sophía", está escrito, que nuestro Señor Jesús El Cristo, después de la Resurrección, en el Monte de los Olivos, le dijo al Apóstol San Pedro:

"Jesús promete perfeccionar a los discípulos en todo. El Salvador respondió a Pedro diciéndole: "Muy bien, Pedro; ésta es la solución de su arrepentimiento. Bendito seas ante todos los hombres de la tierra porque Yo te he revelado estos misterios. Amén, Amén te digo: Te perfeccionaré en toda plenitud desde los misterios del interior, hasta los misterios del exterior y te llenaré con el espíritu, de manera que serás llamado "espiritual, perfeccionado en toda plenitud". Y Amén, Amén, te digo: Te daré todos los misterios de todas las regiones de mi Padre y de todas las regiones del Primer Misterio, de manera que aquél que tú admitas en la tierra, admitido será en la luz de la altura; y aquél a quien expulses en la tierra, expulsado será del reino de Mi Padre en el cielo. Pero escucha, por tanto y da oídos atento a todos los arrepentimientos que Pistis Sophía expresara".

En una Clave, se refiere a la Perfección del Alma del Apóstol Pedro, cuando El Cristo Íntimo, Interior, dentro de Él, con la Ayuda de nuestro Señor Jesús El Cristo, logre la Perfección y Cristificación total de todas las Partes del Ser. En otra Clave, es, asimismo, la Perfección, por medio del Cristo Íntimo, Interior, del Apóstol Pedro Íntimo, en cada uno de nosotros.

"Los Doce Apóstoles" son Doce Partes del Ser, en cada Ser Humano, "los Doce Apóstoles Íntimos".

"Los Doce Apóstoles" representan a "Las Doce Tribus de Israel", es decir, a toda la Humanidad.

Las Almas de "Los Doce Apóstoles", escogidos por nuestro Señor Jesús El Cristo, son Doce Partes del Alma de Jesús, de Su Alma; y Sus Almas que provienen de Jesús "residen en lo Alto". y cada uno de los Doce Apóstoles, es el Regente Espiritual de cada una de las Doce Tribus de Israel, en lo Macrocósmico. Son "los Doce Redentores", "los Doce Salvadores", cada uno de ellos "ha venido al mundo para ayudar a [salvar] la Humanidad".

En lo Microcósmico son los Doce Apóstoles Íntimos que rigen a cada una de las Doce Tribus del Israel interior dentro de cada Ser. En ambas claves o significados, en lo Macrocósmico y en lo Microcósmico, son "Los Doce Redentores del Tesoro de la Luz".

"Y los nombres de los doce apóstoles son estos: el primero, Simón, que es dicho Pedro, y Andrés su hermano; Jacobo, hijo de Zebedeo, y Juan su hermano; Felipe, y Bartolomé; Tomás, y Mateo el publicano; Jacobo hijo de Alfeo, y Lebeo, por sobrenombre Tadeo; Simón el Cananita y Judas Iscariote,..." (San Mateo, 10:2-4).

A estos Doce Apóstoles, (incluyendo al Apóstol Judas de Kariot) Jesús El Cristo nuestro Señor, les dijo:

"Y Jesús les dijo: De cierto os digo, que vosotros que me habéis seguido, en la regeneración, cuando se sentará el Hijo del Hombre en el trono de su gloria, vosotros también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar á las doce tribus de Israel." (San Mateo, 19:28).

"La regeneración" es la práctica de la Ciencia de "Da'at", la Ciencia de la Transmutación del "Ens Seminis" en Energías Creadoras, la práctica del Arcano entre un hombre y una mujer en el matrimonio.

"Re-Generar" es Generar de Nuevo, Nacer de Nuevo, el Nacimiento del "Hombre Interior" y del "Hijo del Hombre".

Cada uno de los Doce Apóstoles de nuestro Señor Jesús El Cristo, representó su parte correspondiente en el Drama Crístico. El Santo Apóstol Pedro no quería "Negar" a Jesús, mas nuestro Señor Jesús El Cristo lo instruyó en "Las Tres Negaciones" y en todo lo que tenía que hacer. Asimismo con el Santo Apóstol Judas de Kariot, que no quería representar lo que le tocó hacer, pues "él quería el Papel de Pedro".

En "la Última Cena", "... sólo lo sabían esa noche Jesús de Nazareth y Judas de Kariot."

"Se dice que Judas traicionó a Jesús, pero cuando se capta el significado de los hechos bien pronto se advierte que la conducta de Judas no fué obra de su propia voluntad; fué obligado a vender a Jesús." (Palabras de nuestro Venerable y Amado Maestro Judas de Kariot en "El Vuelo de la Serpiente Emplumada".)

Y así se cumplió la Profecía escrita en el Libro de Zacarías, 11: 12-13.

Después de la Resurrección Jesús "les abrió el sentido" a los Apóstoles "para que entendiesen las Escrituras." (San Lucas 24: 44-46).

Y así, con cada uno de los Apóstoles, que es lo que en los Procesos de la Cristificación Interior, Esotérica, cada Apóstol Íntimo, como una de las Partes del Ser, tiene que Realizar, bajo las Órdenes del Cristo Íntimo, Interior.

El Evangelio del Apóstol Pedro es "El Evangelio del Gran Arcano, los Misterios del Sexo." Y el Apóstol Pedro Íntimo, Trabajando bajo las órdenes del Cristo Íntimo, Interior, nos instruye en todos los Misterios del Gran Arcano.

Alquímicamente "Mercurio" es el "Ens Seminis", en su estado inicial, el "sujeto" o "materia prima" de la Gran Obra, "el Azogue en Bruto", tal como la Naturaleza lo produce en "la Mina" (nuestras "glándulas endócrinas sexuales"), que al ser transmutado por medio de la Ciencia del Arcano en Energías Creadoras, es también llamado "Mercurio", "la Signatura Astral del Esperma Sagrado", "Stella Maris", "el Espíritu Santo", "el Alma Metálica del Esperma", o "Mercurio Filosófico", "el Mercurio de los Sabios", "el Mercurio de la Filosofía Secreta", "el Hidrógeno Sexual Si 12".

La preparación del "Mercurio Filosófico" -dice Fulcanelli-, está en "... un curioso artificio que constituye ese secretum secretorum que no ha sido revelado y, probablemente, no lo será jamás."

Secreto que Fulcanelli no reveló, como así lo declaró.

La revelación de este "Secretum Secretorum" o "Secreto de los Secretos" de la Alquimia se la debemos a nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor, y de cuya Clave, nos dice el Maestro:

"Obviamente, hay que aprender a preparar el Mercurio de los Sabios. El secreto de la preparación del Mercurio nunca fue develado; ni siquiera Fulcanelli lo develó. Pero a ese que está aquí adentro, dentro de esta insignificante persona que nada vale, le ha tocado develar tal secreto. Obviamente, que la clave de la preparación del Mercurio, se encuentra, precisamente, en un delicado y muy sencillo artificio que ustedes ya conocen: Conexión del LINGAM-YONI, sin derramar jamás el Vaso de Hermes Trismegisto (el tres veces grande Dios Ibis de Thoth). Éste es todo el Secretum-Secretorum que sirve de basamento para la preparación del Mercurio de los Sabios."

Correspondía, por lo tanto, al Quinto de los Siete, al Quinto Ángel del Apocalipsis, a nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor, develar públicamente a toda la Humanidad Doliente "el secreto de la preparación del Mercurio..." y los Misterios de "El Camino de la Gran Obra".

Nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor nos dijo, personalmente, que en "Las Moradas Filosofales" de Fulcanelli, estaba escrita "La Gran Obra", y que Él la había estudiado en forma completa y detallada. Al leer alguna parte de la Obra, se iba a investigarla conscientemente, fuera de su cuerpo físico, en las Dimensiones Superiores, comprobando así, que, en "Las Moradas Filosofales" sí estaba escrita, y en detalles, toda "La Gran Obra", pero sin Develar. Nos dijo también el Maestro, que Él le estaba pidiendo a Su Padre, a Su Real Ser, autorización para Develar los Detalles de la Gran Obra. Le dijimos al Maestro, que teníamos entendido que Él ya nos había Develado los Detalles de la Gran Obra. El Maestro nos dijo que Él sí nos había Develado los Misterios de la Gran Obra; mas que "Los Detalles de la Gran Obra", aunque estaban escritos en lenguaje Velado en "Las Moradas Filosofales" de Fulcanelli, todavía no habían sido Develados. Nos dijo el Maestro que Él le seguía pidiendo autorización al "Padre de todas las Luces", a ver si Su Real Ser, el "Anciano de los Días", lo autorizaba para Develar "La Gran Obra".

En "La Pistis Sophía Develada", nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor se refiere brevemente a lo que comentamos antes: a la enseñanza de "toda la ciencia de la Alkimia; los Misterios develados de la Gran Obra."

Fulcanelli nos dice:

"... los antiguos maestros recomiendan empezar la obra en el punto en que la Naturaleza acaba el suyo,..."

¿Cuál es, "el punto en que la Naturaleza acaba el suyo,...?

Este "punto" hay que buscarlo y encontrarlo dentro del organismo humano, que es la especie "superior" de los diferentes "reinos" de la Naturaleza. Y la última "obra" de "la Naturaleza" dentro del organismo humano, es "el Esperma Sagrado", o el "Ens Seminis", la Simiente Humana. Y es en este "punto en que la Naturaleza acaba" su obra, en el cual el practicante del Arte de la Alquimia, empieza su obra, transmutando el "Esperma Sagrado" en Energías Creadoras o Mercurio Filosófico, por medio de la Unión en el matrimonio del "Lingam Masculino" (o "Phallus") dentro del "Yoni Femenino" (o "Útero"), sin eyacular jamás en la vida el "Ens Seminis" o "Esperma Sagrado", y haciendo de la Unión Sexual Casta y Amorosa "una forma de la Oración".

La Revelación de este Secreto, se la debemos, -e insistimos en ello-, a nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor.


La Concepción y el Nacimiento por medio de la Ciencia Tántrica de Dáath

Dáath o el "Conocimiento Tántrico" está íntimamente ligada a "Yesod", la "Novena Esfera", la novena Sephiráh, la Fuerza Sexual, el Espíritu Santo, representado por la Paloma del Espíritu Santo.

En una Visión Espiritual o Vivencia Astral o en otros Vehículos Superiores, la Paloma es siempre el Espíritu Santo. Las almas elementales de las Palomas, son ángeles.

Cuando el hombre y la mujer practican correctamente el Arcano, espiritualmente y dentro de ellos y en las dimensiones superiores, el Padre-Madre o Espíritu Santo que es Masculino y Femenino a la vez, se unen, asimismo, por medio de "Dáath" en "Yesod" (Cada Sephiráh, tiene sus propias Diez Sephiróth). Como está representado Alquímicamente en las imágenes del "Mutus Liber".

Este es uno de los significados esotéricos del "Arca de la Alianza" con sus Dos o Cuatro Querubines.

Después de algún tiempo, la Madre Divina Kundalini fecundada Virginalmente por el Fuego Sagrado del Espíritu Santo, da a Luz el Fruto de Sus Entrañas siempre Virginales, siempre Puras.

Mas es urgente entender claramente que necesitamos, primero que todo, "Morir de instante en instante, de momento en momento", para que en la práctica del Arcano, el "Esperma Sagrado" pase por las sucesivas purificaciones, y aparezca dentro de cada uno de nosotros "el Alma Metálica del Esperma", el Mercurio Filosófico debidamente preparado.

"Bastaría clamar como clama un niño a su madre cuando tiene hambre o tiene sed; bastaría suplicar a Devi Kundalini Shakti, desintegrar a cualquier Yo-defecto previamente comprendido. Así, éste quedaría reducido a polvareda cósmica, a cenizas, y la Conciencia enfrascada, metida entre tal Yo-defecto, sería liberada; por ese camino podríamos desintegrar todos los Yoes-defectos y liberar la totalidad de la CONCIENCIA SUPERLATIVA DEL SER." (Enseñanzas de nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor.)

Este Clamor, Súplica o Pedido a nuestra Madre Divina Kundalini, hemos de aplicarlo, asimismo, como también nos lo ha explicado nuestro Venerable y Amado Maestro Rabolú, en el mismo instante en que por medio de la auto-observación psicológica, descubrimos en alguno de "Los Tres Cerebros" (intelectual, emocional, motor-instintivo-sexual) a un Yo-defecto, para que nos lo saque y lo desintegre. Como también en la práctica del Arcano. (Ver, por favor, "Los Tres Factores de la Revolución de la Conciencia").

Cuando el Espíritu Santo fecunda el Mercurio Filosófico (llamado en la Alquimia "Virgen Madre", "Stella Maris", "nuestro mercurio preparado", o "agua estrellada"), "Dios-Madre", "la Signatura Astral del Esperma Sagrado", "el Alma Metálica del Esperma Sagrado" o nuestras energías creadoras sexuales, ya preparadas, recibimos el Fuego Sagrado del Kundalini o "Tercer Mercurio": "el Mercurio Fecundado por el Azufre", por el Fuego del Espíritu Santo. Más adelante, Nace del vientre de nuestra Madre Divina Kundalini, el Jesús Cristo Íntimo, Interior, Tiphéreth, el Hijo del Hijo, el Hijo del Hombre, nuestro Salvador, "la Signatura Astral del Fuego", "el Fuego del Fuego". Así nos lo enseña nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor:

"La Madre Cósmica es la SIGNATURA ASTRAL DEL ESPERMA Sagrado, es la Estrella resplandeciente que brota de entre el 'Mar', de entre el CAOS METÁLICO (que es el Esperma); es la parte ígnea del Mercurio, que nos guía y dirige en la Gran Obra, que nos ayuda en todo el trabajo de la Gran Obra: STELLA MARIS, la VIRGEN DEL MAR, que surge de ese Mar Interior que uno carga (que es el Esperma), de ahí surge ella, esa Estrella, que no es otra cosa sino la Signatura Ígnea del Mercurio." (Enseñanzas de nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor.)

"A nosotros nos interesa conocer profundamente la Signatura Astral del Fuego. Obviamente, tal Signatura es el Cristo Íntimo, el Cristo Cósmico, el Fuego del fuego, la Llama de la llama, es el Cristo, es el LOGOS, es el Verbo." (Enseñanzas de nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor.)

A quien no le es posible la práctica del Arcano o el "Segundo Factor", y no haya podido, por lo tanto, preparar el Mercurio Filosófico, debe dedicarse a practicar la "Muerte Mística", por medio de la auto-observación psicológica y la súplica a la Madre Divina Kundalini, Bináh (como está explicado en párrafos anteriores), que mora en el Templo Corazón, dentro de cada uno de nosotros; pues Ella es una Parte de nuestro propio Ser, la Esposa del Espíritu Santo.

Nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor nos enseña que hay tres clases de "Mercurio":

"1.- El original bruto que es el esperma en bruto.
2.- El Alma Metálica de tal esperma, resultado de las transmutaciones sexuales.
3.- Aquel esperma o aquel Mercurio ya fecundado por el Fuego Sagrado, por el Azufre, que es el Fuego."

Del primer Mercurio, surge con la práctica de Los Tres Factores el segundo Mercurio o "el Alma Metálica del Esperma", "Stella Maris", nuestra Virgen-Madre. El tercer Mercurio es el Fuego Sagrado del Kundalini, la Serpiente Ígnea, llamado también el "Vitriolo", el "León Verde de la Alquimia".

En nuestro propio Ser está nuestra Madre Divina Kundalini Bináh, Isis-María, "Ram-Io", Minerva-Neith, "Stella Maris" o la Virgen del Carmen, que mora en nuestro corazón. Mas, en otro Aspecto, Ella surge como una "Estrella" de entre el "Mar" del "Esperma Sagrado", por medio de la práctica de la Alquimia, en los Tres Factores.

Nuestra Madre Divina Kundalini o "Stella Maris", "la Virgen del Mar", es "la Signatura Astral del Esperma Sagrado", el Mercurio Filosófico preparado.

Nuestro Jesús-Cristo Íntimo, Interior, una vez encarnado en el corazón del Iniciado, es "la Signatura Astral del Fuego", o "el Fuego del Fuego".

Todos estos procesos interiores, alquímicos, están representados en la Fecundación del Espíritu Santo a la Santísima Virgen María y en el Nacimiento de nuestro Señor Jesús El Cristo.

La aparición espiritual de la Primera Estrella, que es el Mercurio Filosófico ya preparado o "el Alma Metálica del Esperma Sagrado", "la Signatura Astral del Esperma", "la Estrella Flamígera", anuncia "la Concepción".

En Alquimia, al "Mercurio de los filósofos" se le llama "maris stella", y "la signatura astral del mercurio".

Más adelante, aparece, espiritualmente, una Segunda Estrella, anunciando el Nacimiento del Cristo Íntimo, Interior, la Estrella que guía a "los Reyes Magos" hasta la Cuna donde Nace el Niño Jesús Cristo Salvador, y de la cual dice San Crisóstomo que "antes de desaparecer", se colocó "sobre la cabeza del Salvador, rodeándole de un halo luminoso."

Mas, la Estrella vuelve a aparecer nuevamente, cuando Nace el Cristo de Oro, en el Cuerpo Causal de Oro, en la Segunda Montaña.

La "Estrella" aparece y desaparece en repetidas ocasiones, cada vez que hay un Nuevo Nacimiento Crístico.

Mas todo debe de estar de acuerdo al Trabajo, "Aquí y Ahora", con Los Tres Factores "de hechos y no de palabras".

Cuando el "Mercurio" ha sido "preparado" (que es "el Segundo Mercurio" o "el Alma Metálica del Esperma", el Alma Metálica del Primer Mercurio o del Esperma Sagrado), aparece flotando sobre este "Mar" la "Estrella" o "Stella Maris", "nuestra Virgen Madre", el "Astro", anunciadora de la "Concepción".

El "Primer Mercurio" o "Esperma Sagrado", el "Ens Seminis" o el "Semen", es el Cuerpo en el que mora latente "nuestra Virgen Madre", el Espíritu Santo. Por lo tanto, derramar, eyacular el "Ens Seminis", equivale a arrojar a la muerte al Cuerpo del Espíritu Santo, de "nuestra Virgen Madre".

La Ciencia o Da'ath del Arcano, la Castidad Científica o la Ciencia del "Maithuna", es la Llave para entrar en el Paraíso, en el Edén, en el Reino de los Cielos.

En la Primera Montaña, Nace el Cristo Íntimo, Interior, como Tiphéreth en la "Iniciación Venusta" (aún no "Calificada"), y la "Estrella de los Magos" aparece sobre el "Compuesto" o "Pesebre".

En la Segunda Montaña, el Cristo vuelve a surgir, como el "Niño de Oro", cuya Manifestación es anunciada, asimismo, por la "Estrella" que es la Estrella de la Iniciación Venusta "Calificada".

La "estrella (dice Fulcanelli, es la) -manifestación exterior del Sol interno-..." Y significa "fijación del Sol", pues "El Sol está escondido bajo la estrella." Es decir, el Cristo-Sol que aparece en "el cielo de los filósofos".

La "Piedra Filosofal" es llamada, asimismo "el Sol brillante de nuestro microcosmos" y "el astro de la eterna sapiencia", "El Sello de Salomón."

Dáath: la Práctica del Arcano

Sobre la Sephiráh Oculta "Dáath", nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor nos da las siguientes explicaciones:

"Los Kabalistas Hebreos nos hablan del Misterioso Dáath que aparece en el Árbol de la Vida, al cual nunca se le asigna ni nombre Divino ni Hueste Angélica de ninguna especie y que tampoco tiene signo mundano, planeta o elemento."

"DÁATH, el Sephirote del Misterio Hebreo se produce por la conjunción esotérica de SHIVA-SHAKTI, OSIRIS-ISIS, que están perpetuamente unidos en Jesod, el Fundamento (el Noveno Sephirote, la Novena Esfera, el Sexo), pero ocultos por el Misterio de Dáath que tiene el Conocimiento Tántrico, el cual se procesa con el Sahaja Maithuna o Magia Sexual, que debidamente utilizado permite la AUTO-REALIZACIÓN INTIMA DEL SER."

"Es necesario que todos reflexionemos profundamente, que comprendamos todo esto a fondo. El y Ella están unidos en la Piedra Cúbica de Jesod que es el Sexo. De la unión de El y Ella resulta el Conocimiento Tántrico Perfecto, con el cual podemos nosotros Auto-Realizarnos internamente en todos los Niveles del Ser."

"Algunos autores kabalistas suponen que Dáath, el Sephirote que da Conocimiento o Sapiencia, deviene de la fusión de Chokmah el Cristo Cósmico (masculino) con Binah, suponiendo a éste exclusivamente femenino. Tal aseveración es absolutamente falsa, porque realmente el Espíritu Santo es masculino, sólo que al desdoblarse en la Madre Divina se forma la Pareja Perfecta."

"En la Piedra Cúbica de Jesod, en la Novena Esfera deviene el Conocimiento Tántrico, la Iniciación Tantra. Mediante los Tantras es posible el desarrollo de la Serpiente por la Espina Dorsal."

"En estos estudios de Kábala necesitamos ser prácticos, existen autores que escriben maravillas, pero cuando uno los ve, se da cuenta que no han vivido lo que escriben, no lo han experimentado en sí mismos y por eso se equivocan. Yo conceptúo que uno debe escribir lo que directamente ha experimentado por sí mismo, así he procedido por mi parte."

En la Obra "Ha Idra Zuta Qadisha", a la Sephiráh Dáath, se le llama asimismo "Doth" y "Edoth", (que significa "Testimonio"), y el "Hijo" y el "Primogénito" del Padre-Madre, "el testimonio de Ellos dos", refiriéndose a lo que está escrito en Éxodo, 4: 22: "Israel es mi primogénito".

Aquí "Israel" es "Dáath" o "Edoth" ("Testimonio"), mas es también Tiphéreth, pues Tiphéreth (y como un todo "Zeir Anpín" o el Hijo del Hombre) tiene "Tres Cerebros": Jojmáh o Sabiduría, Bináh o Entendimiento, y Dáath o Conocimiento.

Concerniente a este "Testimonio" en "Zeir Anpín" o el "Microprosopus", "el Hijo del Hombre", Simeón ben Yojai, en "Ha Idra Zuta Qadisha", dice que:

"... el testimonio... depende de, y desde Él, y en todos sus testimonios está presente, porque todos dependen de Él." [...] ".. el testimonio de las herencias que Él recibió [de Jojmáh y Bináh], tomó y obtuvo por derecho."

Cuando dentro de una persona o Iniciado sea levantado del "Exilio" el Hijo del Hombre o Tiphéreth (el Corazón del Microprosopus), el Israel Íntimo, Interior, es decir "Zeir Anpín", se cumplen dentro de él las palabras escritas en el Libro del Profeta Isaías (11:1-3), expuestas en "El Zóhar", y en "Ha Idra Rabba Qadisha":

"Saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago retoñará de sus raíces. Y reposará sobre él el Espíritu de YHVH; espíritu de Sabiduría y de Inteligencia, espíritu de Consejo y de Poder, espíritu de Conocimiento y de Temor de YHVH." (Isaías, 11: 1-3).

"Entonces, los hombres adquirirán un conocimiento de la preciosa sabiduría superior de la que hasta ahora no tienen noticia, como está escrito: "Y el espíritu del Señor descansará sobre él, el espíritu de sabiduría y entendimiento, el espíritu de consejo y poder, el espíritu de conocimiento y temor del Señor" (Isaías XI, 2). (Ha Idra Rabba Qadisha).

"Y el Espíritu del Tetragrammatón, se posará sobre ellos, el Espíritu de la Sabiduría y el Entendimiento, el Espíritu del Consejo y del Poder, el Espíritu del Conocimiento, y el Espíritu del Temor hacia Él, el Tetragrammatón". (El Zóhar).

Estas palabras se cumplieron Proféticamente en nuestro Señor Jesús El Cristo (El Mesías Supremo); mas también se cumplen en toda persona que levante en su interior al Hijo del Hombre y logre su Cristificación total al realizar por medio de la Ciencia Tántrica de "Dáath" a las Diez Sephiróth del Árbol de la Vida.

Nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor nos habla de Dos "Fénix". Nos explica que el Ave Fénix es el Espíritu Santo, el Tercer Logos, el Inmortal "Ibis de Thoth", que debe de Resucitar en nosotros. En cuanto al "Pequeño Fénix" es el Hijo del Hombre, el Cristo Íntimo, Interior, que debemos no solamente encarnar, sino, asimismo, Resucitar en nuestro corazón, en nuestra Alma:

"La RESURRECCIÓN del pequeño "Fenixito", es GRANDIOSA: él resucita en el Gran Fénix y el Gran Fénix resucita en él; y al fin y al cabo el Ave Fénix resucita, se levanta de entre sus propias cenizas para parlar en el VERBO PURÍSIMO DE LA DIVINA LENGUA, que como un río de oro, corre bajo la selva espesa del Sol. Al que sabe, la palabra da poder; nadie la pronunció, nadie la pronunciará, sino solamente aquél que la tiene encarnada". (Enseñanzas de nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor).

El "Fénix", es representado en la Alquimia por la Palmera Datilera", y sus frutos tienen la misma simbología que el "Huevo del Fénix": "Él reproduce el águila fabulosa de Hermes, de plumaje teñido de todos los colores de la Obra, pero entre los cuales predomina el rojo, como quiere su nombre griego: ..., rojo púrpura." (Fulcanelli).

"El Mesías" debe de venir dentro de cada uno de nosotros. Cuando un Iniciado encarna en su Alma, en su Corazón, al Cristo Íntimo, Interior, entonces "El Mesías" ha nacido dentro de él, para la salvación de su alma.

Las palabras de los Salmos, 78: 5: "Él estableció testimonio en Jacob", Simeón ben Yojai las explica: "Y El estableció Su Testimonio, ODVTh [Edoth], en Jacob".

Porque Jacob está relacionado con la Sephiráh Tiphéreth, y en el Ascenso por el Árbol de la Vida, Tiphéreth asciende a Dáath, Jésed a Jojmáh, y Guevuráh a Bináh.

Rabbí Simeón ben Yojai, en "Ha Idra Zuta Qadisha", comenta el siguiente versículo del Libro del Profeta Isaías:

"Y reinarán en tus tiempos la sabiduría [Jojmáh] y la ciencia [Dáath], y abundancia de salvación; el temor de YHVH será su tesoro." (Isaías, 33: 6).

Luego explica que aquí hay una referencia, esotérica, a la "expresión externa de Jojmáh, la Sabiduría."

Quiere decir que en "Dáath", en la Ciencia del "Conocimiento Tántrico", está la Sabiduría Oculta de Jojmáh, del Hijo, del Cristo, que nos permite lograr la Realización y Cristificación de todas las Partes del Ser. Esta Ciencia de Dáath, es un "Arcano", y sobre el cual, en el lenguaje del Zóhar de la Obra "Ha Idra Rabba Qadisha", se refiere Simeón ben Yojai:

"717.- Y cuando Ellos (el Microprosopus y la Reina) son conjuntados y unidos, pasan a conformar un solo cuerpo.
718.- Con ello aprendemos, que el elemento Masculino, aparece y es expresado, sólo para conformar la mitad del cuerpo, y por lo tanto, todos los perdones y las misericordias, son sólo la mitad; y lo mismo sucede con el elemento femenino.
719.- Pero cuando ellos son unidos y conjuntados, los (dos juntos) aparecen conformando un solo cuerpo. Y esto es correcto,
720.- Y también aquí. Cuando el Macho es unido con la Hembra, o el Hombre con la Mujer, ambos constituyen un cuerpo completo, todo el Universo alcanza un placentero estado de felicidad, porque todas las cosas reciben la bendición desde la perfección de Su cuerpo (de Sus cuerpos conformando Uno solo). Y no puedo decir nada más, porque este es un Arcano."

Nuestro Señor Jesús El Cristo, refiriéndose a este Arcano, dice:

"... ¿No habéis leído que el que los hizo al principio, varón y hembra los hizo, y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne? Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre." (San Mateo, 19:5-7).

Y aquí hay un Gran Misterio:

·... y los dos serán una sola carne. Grande es este misterio;... " (Efesios, 5: 32).

Nuestro Señor Jesús El Cristo en el lenguaje de las Parábolas y de la Sabiduría Oculta, se refiere a este Misterio, y lo explica en los versículos de San Mateo. que siguen a los transcritos antes.

Misterio y Arcano del que está escrito en el Libro del Génesis:

"Entonces YHVH Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán [Adam], y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar. Y de la costilla que YHVH Dios tomó del Hombre, hizo una Mujer, y la trajo al Hombre. Dijo entonces Adán [Adam]: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada. Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne. Y estaban ambos desnudos, Adán y su mujer, y no se avergonzaban." (Génesis, 2: 20-25).

Hemos de tener en cuenta que cuando sucedía lo que se relata aquí, ¡ADAM Y EVA NO FORNICABAN! Es decir, que al unirse el Hombre con su Mujer, y ser "UNA SOLA CARNE", se unían en CASTIDAD, sin fornicar; porque aún no habían caído en el Pecado Original, eran Castos, y por lo cual "no se avergonzaban".

Así está escrito en El Zóhar, cuando el hombre y la mujer en el matrimonio, se unen con Castidad, en el Misterio de la práctica del Arcano:

"... 'Y el hombre y su mujer estaban ambos desnudos y no se avergonzaron', porque la falta de castidad [es decir, la fornicación] desaparecerá del mundo,..."

Y al unirse en el Edén cada Hombre o "Adam" con su Mujer o "Eva", sin Fornicar, es decir, sin derramar, sin eyacular el semen, transmutaban sus Energías Creadoras.

Sobre este Misterio o Arcano, nos dice nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor:

"El Patriarca Gnóstico San Agustín dijo enfáticamente: '¿Por qué no hemos de creer que los humanos pudieran antes de la caída en pecado dominar los órganos sexuales lo mismo que los restantes miembros del cuerpo, a los cuales sirve el alma a través del deseo sin molestia ni excitación?'..."

"San Agustín propone la tesis incontrovertible de que sólo tras el pecado o Tabú se formó el Libido (agitación despótica o arbitraria carnal o instinto, potencia sexual incontrolada): 'Tras el pecado, la naturaleza, que antes no se avergonzaba, sintió el libido, se percató y avergonzó de él, porque había perdido la fuerza soberana que originariamente ofrecía a todas las partes del cuerpo'..."

Simeón ben Yojai al hablar sobre este "Arcano" dice que no puede "decir nada más": El Apóstol San Pablo, dice que "Grande es este misterio."

Las revelaciones de este Arcano, han sido dadas a toda la Pobre Humanidad Doliente por nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor, y asimismo por nuestro Venerable y Amado Maestro Rabolú, en su forma exacta, correcta, esotérica, en estos tiempos, y de cuyas enseñanzas damos testimonios.

En la práctica del "Arcano" (en Castidad) entre un hombre o el elemento masculino y una mujer o el elemento femenino en el Misterio de "Dáath", no solamente "aparecen conformando un solo cuerpo", sino que también, interiormente, espiritualmente, el Microprosopus o Zeir Anpín y su Nukvah (Novia-Esposa) o Maljhut, es decir, el Alma Espiritual, "son conjuntados y unidos y pasan a formar un solo cuerpo." Y esto acontece también, en niveles superiores con nuestro Padre Interior y Celestial y nuestra Madre Divina Kundalini.

La Sephiráh Dáath, está en la Columna del Medio, llamada la Columna del Equilibrio del Árbol de la Vida, y es considerada como representante de Kether, del Padre. Y por lo mismo, del Hijo o Jojmáh y del Espíritu Santo o Bináh.

Dáath es llamada "la Luz de Jojmáh", y por medio de Dáath pasa la Luz a "Zeir Anpín", habiendo pasado previamente por Bináh.

Dáath, es asimismo el Aspecto Superior de la Sephiráh Tiphéreth. Y por lo cual, es llamada "el Hijo" y el "primogénito Israel", que hereda -enseña Simeón ben Yojai-, todas las cosas del Padre y de la Madre, y recibe las Coronas de Jésed y de Guevuráh, que provienen respectivamente de Jojmáh y de Bináh. Y estas Coronas quedan en la cabeza del Microprosopus; y Él transmite esta herencia, a su Nukvah, a su contraparte Femenina o Maljhut.

Es por medio de la práctica de la Ciencia Tántrica del "Maithuna" o Magia Sexual Blanca, que el Cristo Íntimo o Tiphéreth, el Hijo del Hombre, o el Heredero de todas las Coronas, perfecciona, no solamente al Microprosopus, sino también a Su Novia o Esposa Nukvah o Maljhut, el Alma Espiritual, para después Ascender con todas las Sephiróth realizadas, e integrarse con las Tres Sephiróth Superiores: Kether, Jojmáh y Bináh, para finalmente integrarse todo en Una Unidad. Es decir, que por medio de la Ciencia Tántrica de "Dáath" podemos "Auto-Realizarnos internamente en todos los Niveles del Ser."

Estas son las Llaves de la "Ciencia", "Da'as", o "Dáath", para entrar en el Reino de los Cielos.

En la medida en que vamos descubriendo a las multitudes de defectos psicológicos que cargamos en nuestro interior, y comenzamos a Morir en sí mismos, es decir, a disolverlos, la Conciencia que vamos rescatando nos da la ayuda para no sentirnos superior a nuestros semejantes, y a sabernos y reconocernos siempre como sombras pecadoras. Y a comprender que la posibilidad de la Salvación del Alma, es para toda la Humanidad, "sin acepción de personas", que realmente quieran practicar Los Tres Factores, fundamentalmente la "Muerte Mística".

Hemos de tener en cuenta, y de hacer cada vez más consciencia, del estado en el que cada uno nos encontramos interiormente, psicológicamente, y entender, que el "Ego" o nuestros defectos psicológicos, no pueden entrar en "el Reino de los Cielos".

Primero es menester poseer con nuestra "paciencia", el alma, para poder salvarla.

Como quiera que nuestra alma, o la esencia anímica de nuestra alma, está casi en un cien por ciento, dividida y metida dentro de cada uno de los miles de "yoes" que cargamos en nuestro interior, nuestra alma así, no puede entrar al "Reino de los Cielos". Necesitamos, por lo tanto, liberar, una a una, cada una de las partículas de la esencia anímica o del alma que están prisioneras dentro de cada yo o defecto psicológico. Una vez libres e integradas, cada partícula de la Esencia Anímica, dentro de nuestra Alma Humana, entonces podemos aspirar a que nuestra Alma Humana, integrada en una Unidad, limpia y purificada, pueda entrar en el Reino de los Cielos. Y este es un trabajo de toda la existencia.

Para entrar en "el Reino de los Cielos", necesitamos ser "pobres en espíritu" mundano y hacer la Voluntad de Dios cuya síntesis está en la práctica de Los Tres Factores.

 

Terminado de escribir en el día
26 de Julio del Año 2012
Amamos a todos los Seres, a toda la Humanidad.
Cada Ser Humano es también la Humanidad.

"¡Que todos los Seres sean Felices!"
"¡Que todos los Seres sean Dichosos!"
"¡Que todos los Seres sean en Paz!"

De todo Corazón,
Para toda la Pobre Humanidad Doliente,
Luis Bernardo Palacio Acosta
Bodhisattwa del V.M. Thoth-Moisés

Índex -
Guía Práctica del Estudiante Gnóstico
-