El Mahdi - Ibn Al-Arabi

EL MAHDI - IBN AL-ARABÍ
EL ANDALUSÍ
"Sheik al-Akbar El Gran Maestro"
El Más Grande de los Sufíes o Místicos Musulmanes

"The Sufi Messiah is known as the Mahdi."
("El Mesías Sufí es conocido como El Mahdi.")

El Poeta, Místico y Filósofo Gnóstico Sufí Andalusí, Ibn Al-Arabí, es llamado
"… el "Mar sin Orillas", "el Sello de la Santidad Muhammadí".

Nuestro Mensaje para toda la Humanidad es El Mensaje de la Verdadera Paz,
la Religión del Amor.
(Ver, por favor, nuestra "Síntesis de la Regla de la Comunidad").


- I -
El Mahdi
"al-Mahdi (Bien-Guiado)"

"... la Sinceridad
es uno de Sus atributos [de El Mahdi]
y el Sincero (al-Sadiq), uno de Sus Nombres."
(Ibn 'Arabi, al-Futuhat, iii, p. 328)

"... Puede estar seguro que el Maestro Moria
[AL-JADIR O HIZIR] es su Gurú, y
Él lo guiará muy bien."
(V.M. Rabolú - Carta 1245 del 5 de Octubre de 1994).

29 de marzo de 1986 - 419

Luis Palacio Acosta
Casilla de Correo 309
(1403) Sucursal 3 (B)
Capital Federal-Argentina

Paz Inverencial!

"... he comprendido verdaderamente que
ud. es un hombre de buen corazón y
muy sincero."

***

El Mensaje de La Gnosis Eterna o La Sabiduría de Dios en Misterio, La Sabiduría Oculta, es transmitida en estos Tiempos del Fin "a toda Nación y Tribu y Lengua y Pueblo" por Los Tres Mesías anunciados en La Toráh (Génesis 49:10), en los Textos Esenios hallados en Qumrán y en otras Sagradas Escrituras del Antiguo y del Nuevo Testamento, en los Libros del Zóhar del "Gran Rabino Iluminado Siméon Ben Jochai", en las Enseñanzas de la Kabbaláh de Isaac Luria, y en otros Textos Sagrados de distintas Antiguas Culturas y Religiones.

Los Tres Mesías Enviados y Mensajeros de Nuestro Señor Jesús El Cristo y de Melkizedek El Mesías Celeste (que es hecho semejante al Hijo de Dios), Al-Jadir o Hizir, son:

El V.M. Samael Aun Weor (el Quinto Ángel del Apocalipsis, el Buddha Maitreya y Kalki Avatara de la Nueva Era de Acuario, el Mesías Rey Sacerdote Guerrero), el V.M. Rabolú (el Profeta Elías y Juan El Bautista Reencarnado), y el V.M. Thoth-Moisés (el Profeta Enoch o Moisés Reencarnado) El Hijo de Thoth.

El Mensaje o Evangelio (la "Buena Nueva") está siendo entregado "a toda Nación y Tribu y Lengua y Pueblo", lo cual no significa entregarlo literalmente en todas las lenguas o idiomas, sino llevando la Luz de la Gnosis o del Conocimiento Intuitivo, Revelador, Salvador, a toda la Humanidad, para que cada Alma pueda descubrir La Gnosis en las Culturas y Religiones de su propia Nación, Tribu, Lengua y Pueblo, y estudiarla, entenderla, comprenderla y llevarla a la práctica, viviéndola.

La palabra "Mahdi" es de origen Árabe y significa en Español: "El Guiado" y también "El Guía".

En un sentido genérico, todo Verdadero Guía, Gurú o Maestro de la Gran Logia Blanca, por ser un Verdadero Guía es por lo tanto un Mahdi; así también todo Verdadero Discípulo de la Gran Logia Blanca por ser Guiado por Su Maestro o Gurú, es por lo mismo, un Mahdi.

Todo Iniciado o Maestro Cristificado es un Verdadero Guía Espiritual. Mas para poder llegar a ser un Verdadero Guía, necesitó también ser Guiado por Su Gurú o Maestro Espiritual.

Y por lo mismo, puede ser llamado un "Guiado" y un "Guía".

Estos títulos no son exclusivos de un Guía en particular, sino de todo auténtico Guía en El Camino Gnóstico, Esotérico, Interior, dentro de cada Alma, dentro de cada Ser.

Mas cuando estos títulos se refieren a un Iniciado llamado además "el retoño de David", "el erudito Leproso", "Shilóh", "Menahem" o "el Consolador" (el "otro Consolador"), sí se refieren a un Iniciado o Maestro: El Maestro de Justicia esjatológico, el Profeta Enoch, Noé, Abraham, José o Moisés Reencarnado en este "final de los tiempos".

En las Enseñanzas del Gran Rabino Iluminado Shimon Ben Yojai contenidas en los Libros del Zóhar, y del Gran Rabino Kabalista Isaac Luria (como en la Obra "Gate of Reincarnations": "Puerta de las Reencarnaciones", y en la Obra "Reincarnations of Souls": "Reencarnaciones de las Almas"), se enseña que el Alma del Profeta Moisés se ha Reencarnado siempre, muchas veces, desde Adam, "en Cada Generación": como Adam, Abel, Seth, Enoch, Noé, Abraham, Jacob o José, Moisés, el Rey Salomón o Shilóh.

Otros Títulos y Nombres que le han sido dados a El Mahdi, son: "el que se Levantará", "el Mesías Ocultado", "el que Resucita", "el Revelador", "Seth".

El Mahdi es llamado "El Guiado":

"... Eso es real, inevitablemente el Maestro Moria [*] es su Gurú, quién lo está guiando y ayudando directamente, Maestro de la Fuerza." (Carta 1055A del 12 de Septiembre de 1994).

"Ese es un Maestro [*], que los está guiando y ayudando. De modo, pues, que adelante, no desmayen un instante!" (Carta 1056 del 12 de Septiembre de 1994).

"... Puede estar seguro que el Maestro Moria [*] es su Gurú, y Él lo guiará muy bien." (Carta 1245 del 5 de Octubre de 1994).

[*] (Nuestro V.M. Morya, es también Al-Jadir o HIZIR, Melquisedec, Nuestro Santo Guía y Gurú).

El Mahdi es llamado "El Guía":

"... ahí les quedan unos reglamentos y unos estatutos, mientras que aparece verdaderamente el que los va a guiar." (V.M. Rabolú Congreso Gnóstico en Serra Negra, Brasil, Agosto de 1989).

El Mahdi es llamado "El Duodécimo" o "El Decimosegundo":

"El 12" es el Número del Profeta Moisés:

"... 12, ese es el camino del Apostolado, el 12; camino amargo, duro pero se triunfa." (Carta 1245 del 5 de octubre de 1994).

"Doce" es el valor kabalístico de las Letras de los Nombres "Mosheh" y "Schyloh" (= 345 = 3+4+5 =12 ).

El Mahdi es llamado El Resucitado:

"El 17 es la Esperanza. No hay que perder la esperanza nunca para que pueda llegar al número 20, que es la Resurrección. Por ahí se llega a la Resurrección."

"Lo felicito por sus buenas experiencias, simbólicas, por la cual tiene que pasar usted mañana o pasado, si sigue trabajando fuertemente." (Carta 1396 del 15 de Noviembre de 1994).

El Mahdi es llamado "El Ocultado":

"... Ese es el nacimiento interno, que la Madre Divina oculta hasta última hora, cuando llega el momento verdaderamente de descubrirse. Eso vá muy bien." (Carta 1082 del 17 de Agosto de 1995).

"Cuando llegó la hora en que debió descender a este mundo Moisés el pastor y profeta fiel, Dios produjo un Espíritu Santo desde las profundidades de una piedra de zafiro [la Santa Shejináh, la Madre Divina] en la que estaba oculto..." (El Zóhar).

"Cuando la Toráh fue dada a Moisés, aparecieron miríadas de ángeles celestiales prontos a consumirlo con su aliento de fuego, pero el Santo, Bendito Sea, lo protegió. De manera similar, ahora, cuando la nueva palabra asciende es coronada y se presenta ante el Santo, Bendito Sea, Él cubre y protege esa palabra, y también protege al autor de esa palabra, de modo que los ángeles no sepan de él y se llenen de celos, hasta que esa palabra es transformada en un cielo nuevo y en una nueva tierra. Este es el significado del pasaje: 'Y con la sombra de mi mano te he escondido para que extiendas los cielos y pongas los fundamentos de una tierra'. De esto aprendemos que cada palabra cuyo propósito no es manifiesto contiene alguna lección de valor especial, como está escrito: 'Y con la sombra de Mi mano te he escondido'. ¿Por qué está cubierto y oculto de nuestra vista? Para una finalidad ulterior, es decir: 'Para que extiendas los cielos y pongas los fundamentos de una tierra", como ya se explicó.' " (El Zóhar).

El Mahdi es Identificado con "El Consolador"; es decir, con el "Otro Consolador" anunciado por Nuestro Señor Jesús El Cristo así como está escrito en El Evangelio del Apóstol Juan.

En el "Talmud de Babilonia", "El Consolador" es identificado en "Shilóh" que es Moisés o el Rey Salomón:

"¿Cuál es su nombre [del Mesías]?... Su nombre es Shilóh, porque está escrito: Hasta que venga Shilóh (Génesis, 49:10)... Otros dicen: Su nombre es Menahem... porque está escrito: Porque Menahem ['el Consolador', 'el Espíritu Santo'], que aliviaría mi alma, está lejos (Lamentaciones 1:16)." ("Talmud de Babilonia", "Tratado Sanedrín 98b").

La profecía de Jacob, sobre Shilóh, de Génesis 49: 10, que dice "Hasta que venga Shilóh", es interpretada en textos Samaritanos, como:

"... hasta que Shilóh (Salomón) se levantará,..." (De "Fragmentos de un Tárgum Samaritano".)

El Gran Rabbí Simeón Ben Yojai dice en El Zóhar que Shilóh es Moisés:

"... "Hasta que viene Shilóh: este es Moisés, siendo el valor numérico de los nombres Shilóh y Moisés el mismo..." (Simeón Ben Yojai, El Zohar, Volumen I, Sección "Bereschit").

"... el valor numérico de los nombres Shilóh (Schylóh) y Moisés (Moshéh, es) el mismo…" (Simeón Ben Yojai, El Zóhar, Volumen I).

El Mahdi es Identificado con "Seth" (que fue la Reencarnación de "Abel"), el "Tercer" Hijo de Adam y de Eva:

"... Moisés... es Seth mismo..." ("La Puerta de las Reencarnaciones", Isaac Luria, "Introducción Veintinueve").

El Mahdi es un Instructor, Maestro y Guía de la Gran Logia Blanca enviado como el Último Profeta, el Último Libertador y el Último Pastor Fiel, en estos Tiempos del Fin.

La llegada del "Mahdi" en estos Tiempos del Fin o Últimos Días, es esperada por el Pueblo Árabe, antes de la Venida de Nuestro Señor Jesús El Cristo.

Lamentablemente se cree que El Mahdi viene al frente de un ejército para exterminar a otros pueblos. Hace unos dos mil años, eso mismo creían los saduceos, los fariseos, y los ancianos Judíos, mas cuando llegó Aquel que estaban esperando, no llegó al frente de ningún ejército, sino montado humildemente en un "pollino de asna" (El Santo Evangelio según San Juan 12: 12-16), con Su Mensaje de Verdadera Paz y Amor, de Perdonar a nuestros "enemigos", el Mensaje de la Gnosis Salvadora, el Mensaje del Camino que es La Verdad y la Vida en el que por medio de Él (del Cristo Interior) podemos llegar a Nuestra Casa Paterna y Materna de Nuestro Padre-Madre Espiritual, Interior, Divinal, Individual, Particular, en el Camino Interior de la Cristificación y Liberación Total.

Según algunas tradiciones, El Mahdi será un descendiente del Santo Profeta de Alláh, Mahoma.

Esta "Descendencia", en un significado, es Espiritual, Esotérica, en el sentido de una Reencarnación del Profeta prometido por Dios a Moisés "igual que" Moisés, como está profetizado en el Libro del Deuteronomio (del Pentateuco) de Moisés, Capítulo 18:18… y no necesariamente originada dentro de alguna familia Árabe de esta época.

El Gran Maestro del Sufismo, Ibn Al-Arabí de Andalucía, España, en su Obra "Book of the Fabulous Gryphon", escribió acerca del Mahdi anunciando que

"Él [el Mahdi] es de un pueblo extranjero, no un Árabe…"

Es necesario aclarar que en estos Tiempos del Fin, la Venida de Jesús El Cristo, no es un hecho visible aquí en el mundo físico, Él viene como El Cristo Interior dentro de cada Iniciado que lo Encarna en su Alma, por su Trabajo con Los Tres Factores de la Revolución de la Conciencia.

En cuanto a Su Venida con el mismo Cuerpo con el que Resucitó al Tercer Día, Él vendrá, en la Futura Sexta Raza Raíz, es decir, mucho tiempo después del Cataclismo Final de esta Quinta Raza de nuestra Humanidad, en el Cenit de la Nueva Era de Acuario, como así nos lo Enseña Nuestro V.M. Samael Aun Weor:

"El Cristo Íntimo debe salvarnos, pero salvarnos desde adentro a todos nosotros. Quienes aguardan la venida de Jesús de Nazareth para un remoto futuro, están equivocados. El Cristo debe venir ahora, desde dentro; la segunda venida del Señor es desde adentro, desde el fondo mismo de la Conciencia. Por eso está escrito lo que él dijo: "Si oyeres a alguien diciendo «en la plaza pública está el Cristo», no creáis. Y si os dijeran: «Está allí en el Templo, predicando», no creáis"... Porque es que el Señor no vendrá esta vez desde afuera, sino desde adentro; vendrá desde el fondo mismo de nuestro corazón, si nosotros nos preparamos [practicando intensamente durante toda la vida, Los Tres Factores de la Revolución de la Conciencia]". (V.M. Samael Aun Weor).

"Jesús el Cristo ciertamente y de toda verdad resucitó de entre los muertos al tercer día, y vive en la Schambala del Tíbet oriental. Allí vive con su mismo cuerpo físico resucitado. Allí tiene su templo, y vendrá a cumplir una gran misión durante el cenit de Acuario. Cuando el Sol entre en la constelación de Capricornio (la edad del Espíritu Santo) [1*] se le dará a las almas tenebrosas la última oportunidad para que se definan en carne y hueso por la Logia Blanca o la Negra; por Cristo o por Yahvé [2*]. El uso y el abuso de la energía atómica despertarán al fin, las dormidas fuerzas de los volcanes y terminará nuestra raza aria [que comenzó después del Cataclismo Final de la anterior Cuarta Raza Raíz o la Raza Atlante] entre grandes terremotos, maremotos, y espantosos cataclismos. Más tarde florecerá la sexta raza, la raza de Koradhi en el Continente de la Antártida y entonces volverá el Divino Maestro después de Zachariel [el Sexto Ángel] el gran iluminado. Por último vendrá Orifiel [el Séptimo Ángel] y al final de la séptima raza volverá Jesús el Cristo. Orifiel será el gran iluminado de la séptima raza, y Jesús el Cristo confirmará sus enseñanzas." (V.M. Samael Aun Weor).

[1*] (Actualmente nos encontramos en la Era de Acuario que comenzó el 4 de Febrero de 1962, y durará hasta el comienzo de la siguiente Era que será la Era de Capricornio en la futura Sexta Raza Raíz o Koradhi, dentro de poco más de dos mil años. El "Cenit de la Era de Acuario" acontecerá, por lo tanto, en la Sexta Raza Raíz o Koradhi, muchos años después del Cataclismo Final de esta Quinta Raza Raíz o Aria).

"… el acontecimiento Cósmico del 4 de Febrero del año de 1962 sólo se repite cada dos mil ciento sesenta años en tal o cual Constelación, cada vez que se inicia una Nueva Era." (V.M. Samael Aun Weor)].

[2*] (Ver, por favor, nuestra publicación "Elohim es el Justo, Yahvé es el Injusto").

"Son Siete Avataras [Mensajeros del Cielo] y Siete Verdades, cada una enseña una verdad terrible. JESÚS EL CRISTO no es Avatara, es más que todos, es el Salvador del Mundo, jefe de todas las almas, él confirma las enseñanzas de los Avataras y las amplía. Él vendrá en el cenit de acuario y confirmará las que SAMAEL os ha dado, así sucesivamente en las demás razas; entonces el Reino de Dios se habrá consumado como Él lo anunció a sus siervos, los profetas". (V.M. Samael Aun Weor).

"Jesús el Cristo volverá en el cenit de Acuario con su mismo cuerpo que resucitó y aún conserva en estado de Jinas. Más tarde el Maestro volverá en el continente Antártico, para iluminar a la sexta raza de Koradhi. Mucho más tarde volverá para instruir a la séptima raza. Él es el Salvador del mundo, realmente el único que puede salvarnos, es el resplandeciente y luminoso Yo Soy. Jesús el Cristo trajo la doctrina del Yo Soy y por eso Él es el Salvador. Los curas romanos se robaran la doctrina secreta del Señor." (V.M. Samael Aun Weor).

De todas formas y en algunos casos muy especiales y particulares, Nuestro Señor Jesús El Cristo se ha manifestado visiblemente a algunas personas, mas no públicamente ante toda la Humanidad.

(Ver, por favor, nuestro Estudio: Nuestro Señor Jesús El Cristo entre los Indígenas Hopis del Occidente de los Estados Unidos: "JESÚS EL CRISTO VIVO ES EL ESPÍRITU SAGRADO DEL MAYAB":
http://www.testimonios-de-un-discipulo.com/Jesus-El-Cristo-Vivo-es-el-Espiritu-Sagrado-del-Mayab.pdf
http://www.testimonios-de-un-discipulo.com/Jesus-El-Cristo-Vivo-Es-El-Espiritu-Sagrado-del-Mayab.html).

Las palabras que nos anuncian que El Hijo del Hombre vendrá sobre las Nubes del Cielo, tienen varios significados:

"29 Y luego después de la aflicción de aquellos días, el sol se obscurecerá, y la luna no dará su lumbre, y las estrellas caerán del cielo, y las virtudes de los cielos serán conmovidas. 30 Y entonces se mostrará la señal del Hijo del hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del hombre que vendrá sobre las nubes del cielo, con grande poder y gloria. 31 Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán sus escogidos de los cuatro vientos, de un cabo del cielo hasta el otro. 32 De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama se enternece, y las hojas brotan, sabéis que el verano está cerca. 33 Así también vosotros, cuando viereis todas estas cosas, sabed que está cercano, á las puertas. 34 De cierto os digo, que no pasará esta generación [esta Quinta Raza Raíz Aria que comenzó después del Diluvio Universal], que todas estas cosas no acontezcan. 35 El cielo y la tierra pasarán, mas mis palabras no pasarán. 36 Empero del día y hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino mi Padre solo. 37 Mas como los días de Noé, así será la venida del Hijo del hombre. 38 Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día que Noé entró en el arca, 39 Y no conocieron hasta que vino el diluvio y llevó á todos, así será también la venida del Hijo del hombre". (El Santo Evangelio Según San Mateo 24:29-39).

"El Hijo del Hombre" son las Humanidades Cristificadas, Extraterrestres, de otros Planetas Superiores, que vendrán sobre las Nubes del Cielo en sus Astronaves Extraterrestres a recoger a los hombres y a las mujeres que se lo merezcan, para llevarles a un lugar seguro, inmediatamente antes del Cataclismo Final.

En el Árbol de la Vida que es el Árbol de la Kabbaláh, El Hijo del Hombre es Tiféreth, la Sexta Sephirah o Vasija de Luz Espiritual. Cuando un Iniciado, sea Hombre o Mujer, por su Trabajo con Los Tres Factores de la Revolución de la Conciencia, Encarna a Tiféreth, Encarna por lo tanto al Hijo del Hombre que es El Cristo Íntimo, Interior, y se convierte Verdaderamente en un Hijo del Hombre en un Maestro Cristificado, no obstante aclarar, que la Cristificación tiene sus distintos Grados o Niveles Esotéricos hasta lograr La Cristificación Total.

Esotéricamente, El Hijo del Hombre o El Cristo Interior Encarnado o Tiféreth (el Alma Humana de la Sexta Sephirah o Vasija de Luz Espiritual del Árbol de la Vida), viene entre Las Nubes de la Sabiduría Oculta de La Toráh contenida en las Enseñanzas Esotéricas de la Kabbaláh del Árbol de la Vida, del Zóhar.

En los Libros de Henoch, el Profeta Henoch es llamado "El Hijo del Hombre", cuya Reencarnación en estos Últimos Tiempos ha sido anunciada en varios Textos Proféticos.

(Ver por favor nuestra sección dedicada a estudios sobre el Profeta Henoch y los Libros de Henoch:
http://www.testimonios-de-un-discipulo.com/Enoch.html)
.


- II -
Ibn Al-Arabí El Andalusí

Ibn Al-Arabí, nació en la Ciudad de Murcia, Andalucía, España, el 28 de julio de 1165, y desencarnó en la Ciudad de Damasco, Siria, el 16 de noviembre de 1240. Es llamado también Ibn Arabí, Abenarabí y Ben Arabí, fue un "Místico Sufí, filósofo, poeta, viajero y sabio musulmán andalusí."

Muhyiddin Ibn 'Arabi's full name was Abu-Bakr Muhammad ibn' Ali ibn Muhammad al-Hatimi al-Ta'i al-Andalusi…" ("JOURNEY TO THE LORD OF POWER A Sufi Manual on Retreat by Muhyiddin Ibn' Arabi").

"El nombre completo de Muhyiddin Ibn 'Arabi era Abu-Bakr Muhammad ibn 'Ali ibn Muhammad al-Hatim al-Ta'i al-Andalusi."

A la edad de 12 años, en la Ciudad de Sevilla, Andalucía, España, Ibn Al-Arabí
"... cae gravemente enfermo..." en una grave enfermedad de vida o muerte...

"Un día -cuenta Muhyiddin- caí gravemente enfermo y me hundí en el coma, hasta el punto de que se me creyó muerto..."

Como una recurrencia asombrosa, también a la edad de 12 años, caí en una enfermedad muy grave en la que me debatía entre la vida y la muerte... Algún tiempo después comprendí por qué mis progenitores, cuando una enfermera de mucha confianza de mis padres, me aplicó una inyección supremamente dolorosa, se salieron de mi dormitorio llorando inconteniblemente... pues era la última posibilidad que había de salvarme la vida... Mas todo está en la Voluntad Oculta de Dios-Alláh, de Alláh-Dios en Su Gran Amor, Misericordia y Justicia...

Ibn Al-Arabí en su juventud "... no sabe o no quiere sustraerse a la influencia del relajado ambiente sevillano y es bastante aficionado a fiestas nocturnas, justas poéticas y partidas de caza en la campiña de Carmona y Lora del Río. En sus escritos de madurez se lamenta del tiempo perdido durante esa temprana época -que él denomina período de "ignorancia" (Jahiliyya) en que alterna la diversión con los estudios, hasta que escucha la irresistible llamada divina que le lleva a renunciar a sus intereses mundanos. Según menciona uno de sus biógrafos, hallándose en plena fiesta nocturna, en casa de un poderoso personaje de la sociedad sevillana, escucha una voz misteriosa que le espeta: «¡Oh Muhammad, no es para esto para lo que te he creado!».6 Siempre según las mismas fuentes, abandona precipitadamente el lugar..."

En asombrosa y admirable recurrencia, en mi primera juventud, comencé a vivir en el mundo bohemio de las fiestas juveniles, tocando guitarra, componiendo y cantando canciones, formando grupos musicales con los que animábamos fiestas de amigos y de familiares, y cantando en lugares públicos, en bares, en "estaderos" y en tabernas, llevando serenatas de amor cantando ante las ventanas de la dama a quien iban dedicadas las canciones previamente seleccionadas... Varias veces, en los intervalos de los "shows" musicales en las tabernas, salía a admirar las estrellas en el cielo nocturno, y me decía a mí mismo: "¿Pero qué es lo que estoy haciendo aquí, entreteniendo a borrachos?", y tomé la firme decisión, de abandonar todo ese mundo de fiestas mundanas, de bailes, de vino, que también alternaba con mis estudios en los colegios, y más tarde con algunos empleos en empresas textiles... para dar comienzo a la respuesta del llamado de la Voz interior, por aquellos años, sin ayuda ni orientación de ninguna persona, sin guía todavía de personas aquí en el mundo físico, sin estudios en el campo de la religión, de la filosofía, y me dediqué a buscar una Luz, yendo a caminar solitario en medio de las montañas, a sentarme o recostarme en la hierba verde, o en los troncos y ramas de los árboles, ya bajo la luz del sol, o en medio de tormentas con rayos, relámpagos y truenos, o en las noches estrelladas, o buscando en algunas librerías "anticuarias" alguna obra que pudiera servirme como guía inicial práctica en mi búsqueda del Conocimiento interior, de la Gnosis... y, gracias a Dios la encontré: "El Mensaje de Acuario", escrito por Nuestro V.M. Samael Aun Weor...

Mi primer encuentro con un Maestro o Verdadero Guía Espiritual aquí en el mundo físico o terrenal, con Nuestro V.M. Rabolú (que es Concordante con el primer Maestro y Guía Terrenal de Ibn Al-Arabí, llamado "Al-Uryabí) fue en la Ciudad de Medellín, Antioquia, Colombia, en "El Templo de la Sabiduría" en donde me reunía en aquel entonces, acompañado de mi Amada Esposa Gloria María, con grupos de Aspirantes a la Gnosis.

Más tarde, fue también por intermedio de Nuestro V.M. Rabolú (cuyo Bodhisattwa o Humana Persona Terrenal, era la de un humilde campesino que moraba en la Sierra Nevada de Santa Marta, en Colombia) que tuve el Primer Encuentro con Mi Santo Gurú, Maestro y Guía Espiritual, el V.M. Morya, que es el mismo Venerable Maestro Al-Jadir o Hizir...

Admirablemente, fue por intermedio del "iletrado campesino", Al-Uryabí, que Ibn Al-Arabí tuvo su Primer Encuentro con Su Santo Gurú, Guía o Maestro Al-Jadir o Hizir...

Más tarde, en uno de los muchos Desdoblamientos Astrales que he tenido, volví a encontrarme Conscientemente, con nuestro Señor Jesús El Cristo, mas esta vez, no ya en el Mundo Físico, como sucedió en mi niñez, sino en la Dimensión Astral...

En Visión Astral, vi a nuestro Señor Jesús El Cristo, vestido con su túnica toda de Lino Blanco... ¡Era un Gigante! Su cabeza tocaba el Cielo, mientras sus pies estaban posados sobre el Planeta Tierra... El Adorable Salvador del Mundo, me miraba en silencio, a mí, pobre sombra pecadora, que me veía inmensamente pequeño ante la Majestad y Grandiosidad de nuestro Señor, (Adonay) "El Muy Alto", "El Helión", "El Santo, Bendito Sea", "Nuestro Señor Jesús El Cristo"...

Extendió hacia mí su Mano Derecha y me hizo, en silencio, señal con su Mano, que Lo Siguiera, empezando a Caminar con pasos de Gigante por la Tierra...

Lleno de una indescriptible Emoción, salí corriendo detrás de Nuestro Señor Jesús El Cristo... Mas no podía alcanzarlo... si bien cada vez me iba acercando hacia Él un poco más... Cuando estaba a poca distancia del Maestro, veo que se acerca a una Gran Ciudad, entrando en la misma...

A medida que Nuestro Señor Jesús el Cristo se iba acercando a la Gran Ciudad, Su Cuerpo iba disminuyendo de tamaño, hasta quedar del tamaño o estatura media de los habitantes de nuestro planeta Tierra...

Corriendo siempre a toda la velocidad que podía, en mi Cuerpo Astral, y Siguiendo al Maestro, entré también en la Ciudad... mas luego no Le ví más... Angustiado lo busqué por todas partes, sin poderlo encontrar...

Regresé a mi cuerpo físico, llorando, y recordando todo lo que había vivido y experimentado en aquel Desdoblamiento Astral...

Tiempos después, comprendí que lo volvería a encontrar Sirviéndole Siempre en Su Ministerio... por medio del Apostolado en los "Desiertos" de las ciudades y pueblos de nuestra Humanidad...

(Ver, por favor, los Estudios de "El Llamado de la Voz Interior").

Así como Ibn Al-Arabí tuvo Tres Maestros principales en su Vida: Primeramente Nuestro Señor Jesús El Cristo, luego el "iletrado campesino" Al-Uryabí, y después por medio de él, Su Santo Gurú o Guía el Gran Maestro "Invisible" del Sufismo, Al-Jadir o Hizir, así también, mi Primer Maestro Fue, Es y Será siempre, Nuestro Señor Jesús El Cristo a quien vi, físicamente en una aparición Real, completamente Cierta y Verdadera, en mi niñez; mi Primer Maestro aquí en el mundo terrenal o físico es Nuestro V.M. Rabolú (conjuntamente después con Nuestro V.M. Samael Aun Weor que me comenzó a Instruir en la Vía Gnóstica, Mística, Interior y Espiritual del Verdadero Sufismo Esotérico: la práctica de Los Tres Factores de la Revolución de la Conciencia con los Mapas del Camino Interior de la Cristificación y Liberación Final y Total de "Las Tres Montañas)":

"En los fundamentos de cualquier Escuela Tántrica de Regeneración, o de Sufismo, o de los Derviches Danzantes, etc., etc., son, han sido y serán siempre LOS TRES FACTORES DE LA REVOLUCIÓN DE LA CONCIENCIA. Quienes trabajen con esos Tres Factores, formarán el PUEBLO SANTO, el pueblo que habrá de formar la Nueva Edad de Oro..." (V.M. Samael Aun Weor).

Algún tiempo despúes tuve mis Encuentros con Mi Guía, Maestro y Santo Gurú Al-Jadir o Hizir.

(Ver, por favor, Nuestro Estudio: "El Encuentro con Nuestro Santo Gurú el V.M. Morya, Al-Jadir o Hizir")

Ibn Al-Arabí, "... en Las iluminaciones de La Meca, relata lo siguiente: El primero que encontré en el Camino fue Abu Ya'far Ahmad al-'Uryabí. Había llegado a Sevilla cuando yo comenzaba apenas a adquirir el conocimiento de esta noble Vía. Fui el primero de los que se apresuraron a acudir a él. Encontré un hombre entregado a la invocación (dikr). Me presenté a él e inmediatamente supo la necesidad espiritual que me había llevado allí. Me dijo: «¿Estás firmemente resuelto a seguir el camino de Dios?» Respondí: «¡El siervo está resuelto pero es Dios quien decide!» Me dijo entonces: «Cierra tu puerta, rompe tus ataduras, haz compañía al Generoso, Él te hablará sin velo». ¡Puse aquello en práctica, y obtuve la iluminación!" (Ibn Arabí Vida y Enseñanzas, por Fernando Mora).

¡Admirablemente, asombrosamente, Nuestro V.M. Rabolú (que es Concordante con el humilde "iletrado campesino" Al-Uryabí "Aquel Maestro, parco en saber mundano pero docto en ciencia divina...") estuvo dirigiendo un Congreso Internacional del Movimiento Gnóstico en la Ciudad de Sevilla, en Andalucía, España, en el año de 1987, en donde le fue obsequiada una Caña de Pescar... la que después de muchos años, me fue obsequiada por uno de sus Nietos, enviada en este año de 2019, desde Colombia, hasta aquí en la Ciudad de Asunción del Paraguay...!

- III -
Ibn Al-Arabí El Sello de la Santidad Muhammadí

Uno de los títulos con los que se le ha llamado a Ibn Al-Arabí, es el de "El Sello de los Santos".

En el Libro de Ibn Al-Arabí titulado "Book of the Fabulous Gryphon" ('Anqa Mughrib)…" ("Libro del Fabuloso Grifo de Ibn al-Arabi ('Anqa 'Mughrib)…", Ibn Al-Arabí se identificó a sí mismo como "El Sello de los Santos" ("El Sello de la Santidad Muhammadí") que es considerado "una figura esjatológica equivalente a El-Mahdi".

"In the Futuhat al-makkayah, however, he reveals that the Muhammadan Seal of the saints is none other than he himself."

En el Futuhat al-makkayah, sin embargo, él [Ibn Al-Arabí] revela que el Sello Muhammadí de los santos no es otro que él mismo.

De la llegada de El-Mahdi en este Final de los Tiempos, Ibn Al-Arabí anunció:

"… He is of a foreign people (al-Cqjam), not an Arab." (Ibn al-'Arabi's Book of the Fabulous Gryphon V. The Clear Declaration of the Glorious Scripture as to the Stations rif the Seal qf the Saints] and the Teaching if His States and His Signs").

"Él es de un pueblo extranjero…, no un Árabe…"

"… in the Jawab Ibn al-'Arabi wrote, "The one who is worthy [of being the Seal of sainthood] is a man who is like unto his father, who is non-Arab (a jami), well-proportioned in his physical make-up, and of me-dium height. The cycle of the kingdom will be sealed by him, and sainthood, likewise, shall be sealed by him. He has a minister (wazir) named John [the Baptist] (Yahya). The Seal is spiritual in origin, human in manifestation (ruhani al-mahtid, insi al-mashhad)." (pg. 417, The "Millennial" Motif in Book of the Fabulous Gryphon).

"… en el Jawab Ibn al-'Arabí escribió: "El que es digno [de ser el Sello de la santidad] es un hombre que es como su padre, que no es árabe (un jami), bien proporcionado en su composición física, y de mediana estatura. El ciclo del reino será sellado por él, y la santidad, asimismo, será sellada por él. Él tiene un ministro (wazir) llamado Juan [el Bautista] (Yahya). El Sello es espiritual en origen, humano en manifestación (ruhani al-mahtid, insi al-mashhad)."

Ibn Al-Arabí revela que El-Mahdi o El Guía en estos Tiempos del Fin, es "El Sello de la Santidad", que no es un Árabe, que su físico es de mediana estatura, que el Ciclo del Reino es Sellado por él, porque es el Último Guía (el Último Pastor Fiel), y tiene un Maestro que le ayuda que es Juan El Bautista (Reencarnado), es decir, el Profeta Elías Reencarnado. El Sello de Su Santidad es de origen Espiritual, mas también es Humano en manifestación por medio de su Humana persona física, como Bodhisattwa de Su Real Ser Espiritual, Interior, Individual.

En estos Tiempos del Fin el Profeta Elías o Juan El Bautista se Reencarnó en Nuestro V.M. Rabolú (el Segundo de Los Tres Mesías), que ha sido siempre Compañero muy Antiguo del V.M. Thoth-Moisés (el Tercero y el Último de Los Tres Mesías) que es la Reencarnación del Alma del Profeta Moisés, el Profeta prometido por Dios-Alláh a Moisés "igual que" Moisés, como fue anunciado en el Libro del Deuteronomio 18:18-19:

"18 Profeta les suscitaré de en medio de sus hermanos, como tú [o igual que tú]; y pondré mis palabras en su boca, y él les hablará todo lo que Yo le mandare. 19 Mas será, que cualquiera que no oyere Mis palabras que Él hablare en Mi Nombre, Yo le residenciaré [o le pediré cuentas]." (Deuteronomio 18:18-19).

En el Zóhar, de Moisés el Pastor Fiel del Santo, Bendito Sea, está escrito:

"... por cuya boca [por la boca de Moisés] hablan el Eterno, Bendito Sea, y su Divina Presencia...", o Divina Shejináh. (El Zóhar, Parashat Pinjas, I, 102).

(Ver, por favor, nuestro Estudio: "¡Son Dos Profetas!").

En una de las muchas Cartas que le envié a nuestro Venerable y Amado Maestro Rabolú, con fecha del mes de Diciembre del año de 1995, desde la Ciudad de Campinas, en el Brasil, le escribí, entre otras informaciones y consultas, lo siguiente:

"Venerable Maestro Rabolú, le ruego el gran favor, respetuosamente, de darme sus orientaciones a estas experiencias, si es así su Voluntad:"

"... Esa misma madrugada, en otra Experiencia, Usted Venerable Maestro RABOLÚ, me dijo contento y sonriente: 'Eres Hijo de Thoth'…"

Nuestro Venerable y Amado Maestro Rabolú, me respondió lo siguiente, a esta última información:

"14 de diciembre de 1995" "1693"
"Luis Palacio Acosta"
"Campinas, Brasil"

"Paz Inverencial!"

"En cuanto a sus experiencias, eso está muy claro, que somos compañeros muy antiguos y que estamos escalando otra vez las posesiones que poseíamos en aquella época."

"De modo, pues, que adelante con la muerte, muerte y más muerte, instante en instante, momento en momento; no hay que perder un instante, que por medio de la muerte vienen los nacimientos, vienen los premios y así vá uno ascendiendo poco a poco por las montañas."

"Cuente con mi ayuda siempre, estoy a sus órdenes para servirle en lo que sea posible."

http://www.testimonios-de-un-discipulo.com/cartas-del-Maestro-a-sus-discipulos/0112-carta-1693-del-14-de-diciembre-de-1995.html

"… aquella época" es la época del Antiguo Egipto en la que estuvo reencarnado "El Hijo de Thoth"; es decir, el Profeta Moisés.

"Moisés" en el Antiguo Egipto se pronunciaba "Mes" que significa "Hijo", "Niño".

Mas esta palabra es solamente parte del Nombre, como por ejemplo: Hijo de Ptah (Ptah-Mes), Hijo de Thoth (Thoth-Mes o Thoth-Moisés).

Al decirme Nuestro Venerable Maestro Rabolú: "Eres Hijo de Thoth", me estaba diciendo también: "Eres Thoth-Moisés".

El Dios "Thoth" es el Padre Celestial de mi Maestro Íntimo "Moisés" por lo cual es llamado "Thoth-Moisés" que significa "Hijo de Thoth".

(Ver, por favor, nuestros Estudios: "Somos Compañeros Muy Antiguos", y "El Que los Va a Guiar").

***

El Primer Maestro Espiritual y Sobrenatural de Ibn Al-Arabí fue Nuestro Señor Jesús El Cristo.

En otro lugar, dice también de Jesús, Ibn Al-Arabí:

"Fue mi primer Maestro, aquel ante quien regresé a Allâh (shayhu-nâ al-awwal alladhî rayâ'na 'alâ yaday-hi); tiene por mí una inmensa benevolencia y no me descuida un instante (26)"

Su Maestro Terrenal fue Al-Uryabí y fue por medio de él que tuvo su primer encuentro con Su Gurú Al-Jadir o HIZIR:

"Mi Maestro Abul-Abbas al-Uryabi fue Crístico (isawi) al fin de su vida, mientras yo lo fui al principio". En otro pasaje del Futuhat [...] Ibn 'Arabí nuevamente afirma: "Mi Maestro Abul-Abbas al-Uryabi seguía "los pasos" de Jesús (ala qadam Isa)'." ("Búsqueda del Azufre Rojo", Claude Abbas, página 51).

El Gurú de Ibn Al-Arabí fue el Gran Al-Jadir o HIZIR. (Ver, por favor, el Estudio titulado: www.testimonios-de-un-discipulo.com/Al-Khadir-Jesus-El-Cristo-Ibn-Arabi-Uryabi.pdf).

- IV -
Otras Experiencias Místicas
de Ibn Al-Arabí

"El nombre y la genealogía de todos los qutb que vendrán hasta el Día del Juicio Final..."

"De acuerdo a una tradición entre los discípulos directos de Ibn Al-Arabí", el objetivo de la Revelación en el año de 1190, en la Ciudad de Córdoba Andalucía, de los Nombres de todos los Profetas desde Adam, hasta el Santo Profeta de Alláh Muhammed, "en su realidad Espiritual", fue darle todos Ellos en esa Reunión, la bienvenida a Ibn Al-Arabí en su calidad de "El Sello de la Santidad Muhammadí" como su "Heredero Supremo".

"Conozco el nombre y la genealogía de todos los qutb que vendrán hasta el Día del Juicio Final...." (Ibn Al-Arabí).

"Contemplé a todos los profetas, desde Adán hasta Muhammad, y Dios me hizo Contemplar también a todos los que creen en ellos, para que no haya nadie a quien yo no haya visto de aquellos que han vivido o vivirán hasta el Día de la Resurrección, ya sea que ellos pertenezcan a la élite o al cuerpo común de creyentes. Y observé los grados de esta asamblea y sabía el rango de todos los que estaban en ella..." ("1. Futuhat III, p. 323.")

Esta Vivencia de Ibn Al-Arabí en la Ciudad de Córdoba, Andalucía, España, en donde le fueron Revelados los Nombres de todos los Profetas, desde Adam hasta el Santo Profeta de Alláh-Dios, Mahoma y hasta el Día del Juicio Final, es paralela a la Vivencia Esotérica de la Revelación que recibí de los Nombres de todos los Maestros de la Logia Blanca que han sido enviados a la Humanidad, desde Adam hasta los Tiempos del Fin, que están escritos en el Libro "El Árbol Genealógico de la Sabiduría", como lo he reltaso en la Vivencia que tuve hace muchos años.

Esta Vivencia Esotérica me fue confirmada completamente, personalmente, por Nuestro V.M. Rabolú el "8 de Mayo de 1996", después de habérsela relatado personalmente a Nuestro V.M. Rabolú con las siguientes palabras:

Le dije a Nuestro Venerable Maestro Rabolú que en Los Mundos Internos, en el Mundo Astral, mi Padre Interno (Espiritual, Celestial, mi Real Ser) me entregó un enorme y antiquísimo Libro con Letras de Oro en alto relieve en su tapa o portada, cuyo título es: "El Árbol Genealógico de la Sabiduría"... Abrí el gran Libro, y vi que al inicio estaban los Nombres Sagrados de los Primeros Maestros, Iniciados o Jerarquías de la Logia Blanca que han venido desde el Inicio de la Humanidad en la Tierra (desde Adam hasta estos Tiempos del Fin), a Guiar, a Ayudar y a Enseñar a la Humanidad...

A medida que iba leyendo el Gran Libro en cada una de sus páginas, aparecían ante mis ojos los Nombres y la Historia de todos los Grandes Maestros y Salvadores que han venido a la Tierra: Sus constantes Reencarnaciones, sus muchos y muy variados Nombres... Las continuas Reencarnaciones de "Los Dos Testigos", encontrándose siempre juntos... Ya Uno como Maestro y Otro como Discípulo... Ya Uno como Discípulo y Otro como Maestro... pero siempre como "compañeros de trabajo desde tiempo atrás...", como "compañeros muy antiguos... que estamos escalando otra vez las posesiones que poseíamos en aquella época..." (Carta 1693 de 1995), para decirlo con las propias Palabras de nuestro Venerable y Amado Maestro Rabolú que nos escribió en las Cartas que nos envió cuando estábamos en misión en el Brasil.

Al llegar a la última página del Gran Libro, vi exactamente al final, los Dos Últimos Nombres: "¡Elías y Moisés!"...

Muy emocionado le dije a mi Padre Interior y Celestial:

"¡Padre, Padre, mira, los dos últimos Nombres que están aquí en el Libro son los Nombres de los Dos Profetas Elías y Moisés!"...

Y mi Padre, sonriendo complacido me dijo:

"¡Sí Hijo Mío, así es!"...

Esta revelación la recibí en una vivencia Astral el 19 de Marzo de 1995, cuando estábamos en Misión Gnóstica en la Ciudad de Feira de Santana, Bahía, Brasil.

Al terminar de relatarle lo anterior a nuestro Venerable y Amado Maestro Rabolú, en aquella reunión en la Oficina del Segundo piso de la Casa de la Sede Coordinadora del Movimiento Gnóstico, en el Barrio Nicolás de Federman, en Bogotá, Colombia, en la cual estábamos: Nuestro Venerable Maestro Rabolú (que es el Nuevo Al-Uryabí), con mi persona y mi Amada Esposa Gloria María, el Maestro nos dijo:

"¡Son dos Maestros que están cumpliendo Misión: su Padre [Moisés] y el Mío [Elías]...!"

Damos Fe, ante Dios y ante la Humanidad, ante el Cielo y la Tierra, de que estos testimonios son Verdaderos.

En "Deuteronomio Rabba", 3:17, se habla de la venida de Elías y Moisés "en el mundo futuro":

"YHVH añadió: Moisés, Yo te juro: como tú entregaste tu vida en servicio de ellos en este mundo, así también en el mundo futuro, cuando Yo haga venir a ellos el profeta Elías, los dos vendréis conjuntamente."

(Nota: Estos Estudios sobre El Mahdi e Ibn Al-Arabí, continuarán, con la Ayuda de Dios, en siguientes y próximos Trabajos).

Estos Estudios Gnósticos los estoy terminando de escribir, con la Ayuda de Dios, en el Día de hoy, Martes 2 de Julio del Año de 2019.

Amamos a todos los Seres, a toda la Humanidad.
Cada Ser Humano es también la Humanidad.

"¡Que todos los Seres sean Felices!"
"¡Que todos los Seres sean Dichosos!"
"¡Que todos los Seres sean en Paz!"

De todo Corazón
para toda la Pobre Humanidad Doliente

Luis Bernardo Palacio Acosta
Bodhisattwa del V.M. Thoth-Moisés

- Index - Ibn Al-Arabí -
Gnosis La Ciencia del Autoconocimiento

-
Astronaves de Luz -