EJAD

- Primera Parte -

EL
"EN SOPH"
ADAM KADMON
Y
LOS CUATRO MUNDOS
- La Ruptura de las Vasijas,
el Exilio, la Restauración
y la Redención -

"ShemÁ Yisra'el, IAO ELOHIM, IAO EJaD".
("Oye, oh, Yisrael,
IAO ELOHIM, IAO Uno es").

"Barukh shem kevad malkhuta
le-alam va-ed".
("Bendito sea el Nombre de la Gloria de Su Reino por los siglos de los siglos").


"La lámpara del Señor [de YHVH] es el alma del hombre" (Proverbios XX, 27), siendo NeR (lámpara) la abreviación de Neschamá— Rúaj (alma—espíritu). Alma y espíritu, la unión del masculino y el femenino, producen luz, pero si están separados no dan luz." (El Zohar).

Ver también, por favor:

Shilóh El Alma del Mesías
La Línea Mesiánica del Linaje de Los Tres Mesías
Los Tres Libros 4Q534 Enoch-Noé

Las Profecías sobre los Tres Mesías
¡Son Dos Profetas!

- Introducción -

Los siguientes estudios tienen como base, en mucha síntesis, anotar nuestra comprensión intuitiva (y a la luz del estudio, de la oración, de la meditación y de las propias vivencias esotéricas, luz y comprensión que nos llegan por gracia de la Luz de nuestro Padre que está en los Cielos el Santo, Bendito y Venerable Anciano de los Días), de los estudios de las enseñanzas de nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor, de nuestro Venerable y Amado Maestro Rabolú (el Profeta Elías...), de Simeón ben Yojai, del Zóhar, y de algunas enseñanzas de Isaac Luria, relacionadas con la Luz Infinita o "En Soph", con la Emanación del "En Soph" de las primeras Diez Sephiroth de "Adam Kadmon" y las siguientes Emanaciones llamadas en la kabbaláh los "Cuatro Mundos"; del "Galut" o Exilio, y del "Tikkún" o Restauración del Alma y de todas las Partes del Ser a la Unidad original.

"Rabbí Yitzchak Luria Ashkenazí Ben Shlomo" o Isaac Luria (Siglo XVI, 1534-1572), conocido también como "El Ari" (El León") y el "Santo Ari", o el "Arizal" (el Ari, de bendita memoria), nació en Jerusalén. Mas su nombre familiar es de origen "Ashkenazí" o de Alemania. A la edad de ocho años quedó huérfano de su progenitor. Entonces la madre de Isaac Luria, de origen Sefardita, se trasladó con él al Cairo, Egipto, donde vivía su hermano, el Rabí Mordejai Francis, y tío materno de Isaac Luria. Siendo muy joven se casó con una prima, la hija de su tío. Estuvo desde muy temprana edad estudiando el Talmud, el Zóhar, y conoció ampliamente muchas otras enseñanzas rabínicas, durante su permanencia de varios años en Egipto. Allí estuvo durante trece años llevando una vida retirada en una isla del río Nilo dedicado al estudio, la oración y la meditación. Debido a su Espíritu práctico e investigador, pronto desarrolló sus Facultades Internas, las que le permitieron desdoblarse conscientemente en Cuerpo Astral a las dimensiones o Mundos Superiores, y en las cuales se encontraba conscientemente con el Profeta Elías, y con Simeón ben Yojai, recibiendo de Ellos Sus Enseñanzas. Por órdenes superiores que recibió del propio Profeta Elías y de Simeón ben Yojai, a la edad de 35 años se trasladó a la ciudad de Safed en la Alta Galilea, y allí, comenzó su Gran Misión, (que duró hasta su desencarnación en una epidemia, a los 38 años de edad), con un pequeño grupo de discípulos, entre ellos Hayyim Vital.

Sus Enseñanzas se concentran en: 1) La Doctrina del "Tzimtzum", en la cual Dios retira Su Luz desde su punto central, se retrae en Sí Mismo, se repliega en Sí mismo, dejando un Espacio "Vacío", para luego volverlo a llenar por emanación de un Rayo o Haz de Luz, que será el origen de la Creación de los Mundos. 2) La Doctrina de la "shebirá" o de la rotura de las vasijas o recipientes, que una vez "restauradas" podrán contener en el Árbol de la Vida en cada Ser a las Sephiróth Realizadas. 3) La Doctrina del "ticún" o de la "Restauración", y de la "Redención", que es básicamente la limpieza interior, la limpieza del alma y de sus manchas del pecado original, que se logra con la Muerte o eliminación de nuestros "yoes" o defectos psicológicos de instante en instante durante toda la vida; como la reconstrucción del edificio interior, lo cual comienza con la Creación de los Cuerpos de Fuego, y colocando las primeras piedras de este pequeño Templo Interior, que son las letras Vav (V) y Hei (H), o las dos últimas letras del Sagrado Tetragrammatón YHVH (¡que nunca se debe de pronunciar en vano!). Estas dos últimas letras Vav Hei (VH), son el Alma Humana o Tiphéreth como síntesis de "Zeir Anpín", y el Alma Divina que es la Shejináh llamada "Maljút", y su reintegración en nuestro Padre-Madre YH, o las Letras Yud (Y) y Hei (H) del Nombre de Dios, lográndose, con la Ayuda de Dios, la Unidad "Arriba" y "Abajo" del Santo Tetragrammatón YHVH con la Fabricación de los Cuerpos de Oro, y de los Cuerpos de Luz; y con el "tikkún" completo y redención de Adam Kadmon. En síntesis: los Trabajos Esotéricos en "Las Tres Montañas" por medio de la práctica de "Los Tres Factores". 4) La Doctrina del "Retorno", y de la "Reencarnación" de las almas, o "Gilgul" ("Gilgulim" en plural), o de las muchas existencias de cada alma (ya Retornando, ya Reencarnando) de acuerdo a la Ley de Dios. En sus enseñanzas a su discípulo Hayyim Vital, Isaac Luria le reveló que él (Isaac Luria) era la Reencarnación del Alma de Simeón ben Yojai, y que Simeón ben Yojai fue a su vez, una Reencarnación del Alma del Profeta Moisés. También le reveló que Hayyim Vital era una Reencarnación del Alma del Profeta Elías.

- I -
El "En Soph" y la Emanación de Adam Kadmon

El objetivo de la Creación es que cada Átomo de Luz del Sagrado Ain Soph (El Sagrado Infinito), al salir de la Luz Infinita como Adam Kadmon con Sus Diez Sephiróth, regrese después a su punto de partida original, consciente y realizado completamente en todas y en cada una de Sus Sephiróth, "para hacer Conciencia de su propia felicidad".

"El Ain Soph [nos dice nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor] es nuestra Estrella Atómica. Esa Estrella resplandece llena de gloria en el Espacio Abstracto Absoluto."

El "Ain Soph" es "un Átomo Súper Divino", y es individual en cada Ser; es nuestra "Estrella atómica interior que siempre nos ha sonreído", que nos espera de regreso en la Casa de nuestro Padre que está en los Cielos, en el seno del "Espacio Abstracto Absoluto".

La "más Suprema" y "simple Luz" del Sagrado Infinito o Ain Soph (el "Pleroma" Gnóstico o "La Plenitud de la Luz Divina"), estaba por todas partes y todo lo llenaba y no había nada vacío. La Luz del Infinito todo lo llenaba.

El Sagrado Infinito "Ain Soph" (En Sof), creó un Espacio Vacío por "Contracción" ("Tzimtzum") o "Recogida", replegándose hacia Sí Mismo, recogiendo, retrayendo a Sí Mismo Su Luz desde el exacto punto central de Su Luz Infinita, quedando este Espacio Vacío perfectamente circular e igual en todos sus lados, y rodeado por todos lados por la Luz del Infinito. "Esta contracción fue completamente uniforme alrededor del punto central".

En este Espacio "Vacío", quedó no obstante, un Vestigio de la Luz Divina ("reshimo": "impresión"), una "Luz residual".

Un ejemplo que puede aportarnos una idea de la "impresión" de la "Luz residual" que quedó impregnando aquel Espacio Vacío, lo tenemos en el residuo de Aceite, o de Vino, o de una Esencia, Perfume, o Bálsamo, que queda en un recipiente vacío que antes lo contenía.

Después de haber contraído y retirado a Sí Mismo Su Luz de ese Punto Central a los lados alrededor, de la Luz del Sagrado Infinito o "En Soph" un único Rayo de Luz fue emanado como un Haz de Luz para llenar ese Espacio Vacío circular, tomando la forma de las Diez Sephiróth, que en su conjunto dieron forma al "Hombre Primordial" o "Adam Kadmon". "Dentro de ese Espacio Vacío, ÉL [el Emanador] emanó, creó, formó e hizo todos los Mundos..."

Cuando comenzó la Creación, y las Luces y los Mundos comenzaron a expandirse y a desarrollarse, este proceso se dio -explica Isaac Luria- "uno después de otro", "a intervalos regulares" y en "tiempos diferentes".

Las explicaciones que Isaac Luria transmitió a su Discípulo Hayyim Vital sobre el "En Soph" o Sagrado Infinito (el Padre Infinito), su contracción, recogida o retraimiento en Sí mismo, y Su emanación de la primera Luz (como hemos visto en los párrafos anteriores), tiene mucha similitud con las concepciones de los Gnósticos (Valentinianos) del Cristianismo Primitivo, del Absoluto o Pleroma, de Su retraimiento (del Ser Supremo, del Dios Inaccesible, del Padre Absoluto) a Sí mismo, desde el exacto punto central de Su Luz Infinita, y de Su primera emanación: "La Pequeña Idea": Jesús; como consta, por ejemplo, en "Los Libros de Jeú" ("Libro 1 de Jeú"), mencionados por Jesús en la "Pistis Sophía", lo que indica que fueron escritos en una época más temprana, mas provenientes del mismo círculo Gnóstico Esotérico.

La Doctrina Kabalística de Isaac Luria está "profundamente relacionada" con la Doctrina Gnóstica de los verdaderos Gnósticos Cristianos del Cristianismo Primitivo la cual tiene su máxima y cabal expresión en "Los Libros de Jeú" y en la "Pistis Sophía".

"La Pequeña Idea" o Jesús El Cristo, la primera Emanación del Padre Inaccesible, es por lo tanto, idéntica con "Adam Kadmon", la primera Emanación de "En Soph", el Sagrado Infinito.

En el "Libro I de Jeú", hay una explicación de Jesús a sus Discípulos de cómo surgió la primera emanación del Padre Absoluto:

"La Pequeña Idea. - 39. Entonces los discípulos le dijeron a Jesús: "Señor nuestro: ¿cómo han venido a la existencia todos estos lugares, o cómo han venido a la existencia estas Paternidades que están en ellos, y cómo todos sus órdenes han venido a la existencia, o cómo hemos aparecido nosotros?"

"Jesús les dijo a ellos: "Ellos vinieron a la existencia a causa de esta Pequeña Idea; mi Padre dejó una atrás [de Él], y no la trajo a Sí mismo. Él se recogió (o retiró) todo en Sí mismo, excepto esta Pequeña Idea que Él dejó atrás, y no la trajo a Sí mismo. Yo resplandecí en esta Pequeña Idea, proveniente de mi Padre. Bullí y fluí de ella. Yo resplandecí en ella y ella me emanó, y Yo fui la primera emanación de ella. Y yo soy su entera semejanza y su imagen. Cuando ella me emanó, Yo estuve de pie ante su presencia. De nuevo esta pequeña Idea resplandeció y emitió otra voz que es la segunda voz. Seguidamente ella se convirtió en todos estos lugares, es decir, la segunda emanación."

"Nuevamente (la segunda emanación) procedió, uno por uno y vino a ser todos estos lugares, procediendo uno después de otro. Todos estos lugares vinieron a la existencia por causa de ella" (Por causa de la Idea).

Hay, por lo tanto, mucha similitud, entre la Doctrina Gnóstica de Los Libros de Jeú, de la primera emanación del Padre Inaccesible, llamada "La Pequeña Idea" o Jesús El Cristo, y la Doctrina Kabalística de Isaac Luria de la primera emanación del "En Soph" o Sagrado Infinito, llamada "Adam Kadmon", el "Hombre Primordial", el "Adam Celestial", el "Adam Espiritual", "el Señor", (1 Corintios, 15: 40-49), o la síntesis de las Diez Sephiróth, el Logos, el Cristo de la Kabbaláh:

"Y hay cuerpos celestiales, y cuerpos terrenales; pero una es la gloria de los celestiales, y otra la de los terrenales. Una es la gloria del sol, otra la gloria de la luna, y otra la gloria de las estrellas, pues una estrella es diferente de otra en gloria. Así también es la resurrección de los muertos. Se siembra en corrupción, resucitará en incorrupción. Se siembra en deshonra, resucitará en gloria; se siembra en debilidad, resucitará en poder. Se siembra cuerpo animal, resucitará cuerpo espiritual. Hay cuerpo animal, y hay cuerpo espiritual. Así también está escrito: Fue hecho el primer Hombre Adam alma viviente; el postrer Adam, espíritu vivificante. Mas lo espiritual no es primero, sino lo animal; luego lo espiritual. El primer Hombre es de la tierra, terrenal; el segundo Hombre, que es el Señor, es del Cielo. Cual el terrenal, tales también los terrenales; y cual el celestial, tales también los celestiales. Y así como hemos traído la imagen del Terrenal, traeremos también la imagen del Celestial." (1 Corintios 15: 40-49).

Desde el nivel de la Primera Emanación Divina desde el Sagrado Infinito o "Ain Soph", "Adam Kadmon" es el "Hombre Primordial".

Mas desde el nivel del Trabajo Esotérico dentro de un Iniciado, primero surge dentro del Iniciado, el "Adam Terrenal", y después, finalmente, "en la Resurrección" Esotérica, surge el "Adam Celestial" o "Adam Kadmon".

"El Adam Celestial" o "el Señor" es llamado por el Apóstol San Pablo, "el Segundo Hombre" que "es del Cielo", porque en el Trabajo Esotérico, de Abajo para Arriba, primero traemos la imagen del "Primer Hombre" o el "Adam Terrenal", y después traemos la imagen del "Segundo Hombre" o el "Adam Celestial" que es "el Señor" y que "es del Cielo". Mas este "Segundo Hombre" cuya imagen traemos desde aquí "Abajo", se corresponde con el "Adam Celestial" o "el Adam Primordial", "Adam Kadmon". No hay que confundir, por lo tanto, al "Adam Primordial" (que es el "Segundo Hombre" o el Adam Celestial al que se refiere el Apóstol San Pablo), con el "primer Hombre" o el "Hombre Terrenal". Esotéricamente hablando, el "Hombre Terrenal" es el Hombre que se crea en la "Primera Montaña"; y el "Hombre Celestial" o "Adam Kadmon", viene a surgir y a quedar completo en la "Tercera Montaña".)

- II -
Adam Kadmon, Metatrón,
y los Cuatro Mundos
de la Kabbaláh

De "Adam Kadmon" que es "el Emanador", emanan los "Cuatro Mundos" llamados en la Kabbaláh: "Atziluth", "Beriyáh", "Yetziráh", "Asiyáh".

"Todas las cosas por Él fueron hechas [emanadas, creadas, formadas y hechas]; y sin Él nada de lo que es hecho, fué hecho." (Juan 1: 3).

En el Libro del Profeta Isaías se hace mención de los Mundos de "Creación" (Beriyáh), "Formación" (Yetziráh) y de "Hacer" (Asiyáh), donde está escrito:

"No temas, porque Yo estoy contigo; del oriente traeré tu generación, y del occidente te recogeré. Diré al norte: Da acá; y al sur: No detengas; trae de lejos Mis hijos, y Mis hijas de los confines de la tierra, todos los llamados de Mi Nombre; para gloria Mía los he creado, los formé y los hice." (Libro del Profeta Isaías, 43: 5-8).

En la Kabbaláh se nos habla de los "Cuatro Mundos":

1) Atziluth (el Mundo de la Emanación y de la Divinidad, el "Mundo Arquetípico". Metratón o Metatrón, "el Ángel del Anciano de los Días", mora en Kether de Atziluth, el nivel más elevado o superior de Atziluth. Metratón o Enoch -es decir, Metratón o Metatrón en Su aspecto como Enoch-Metatrón- es el Jefe del Mundo de Atziluth. Porque cuando Enoch se transformó en Enoch-Metratón -Génesis 5: 18-24-, recibió la Neshamáh del Mundo de Atziluth.) (En todo caso, hay que tener en cuenta que en el "Libro Hebreo de Henoch", llamado también "3 Henoch", en el Capítulo 48C, está escrito que Dios hizo a Metatrón, Poderoso, Su siervo, "quien es Uno (único) entre los Hijos del Cielo", y Dios lo hizo fuerte (a Metatrón) "en la generación del Primer Adam".) (Metratón es llamado también el "YHVH menor", o "el pequeño IAO", porque es el desdoblamiento del "YHVH Mayor", del "IAO Mayor". Por ello está escrito: "Mi Nombre está en Él": "Y Él me llamó a mí EL YHVH MENOR en la presencia de toda Su Casa Celestial; como está escrito (Éxodo 23: 21): Porque Mi Nombre está en él". - "3 Henoch, o Libro Hebreo de Henoch", 12: 5.)

(Mas, está escrito también que Enoch-Metratón -es decir al volverse a levantar el Bodhisattwa de Enoch-Metratón- se elevará Enoch-Metratón, al Palacio de Adam-kadmon, como fue anunciado por el Profeta Isaías. 52: 13: "Mira Mi siervo será sabio. Él será levantado, transportado, y muy elevado".) (Si bien es muy cierto que esta Profecía se refiere a nuestro Señor Jesús el Cristo el Hijo Unigénito del Padre, el Mesías por Excelencia, el Supremo Mesías, en otra clave se refiere también a Metratón, el Ángel de la Faz del Señor, la Faz del Padre "que está en los Cielos"... que es el Espíritu Santo del Padre...) (Isaac Luria explica que la interpretación de este versículo, es la siguiente: "Será sabio", se refiere al "Mundo del Hacer", que es el Mundo de Asiyáh; "levantado", significa "desde el Mundo de Formación", o desde el Mundo de Yetziráh; "transportado", es decir, "desde el Mundo de Beriyáh", o desde el Mundo de Creación; "elevado", quiere decir, "desde el Mundo de Emanación", desde el Mundo de Atziluth; y en cuanto a la palabra "muy", indica al Mundo de "Adam Kadmon".) (En el Zóhar Simeón ben Yojai traduce e interpreta este versículo con las siguientes palabras: "Ved, mi servidor será próspero, él será exaltado y alzado y estará muy en lo alto." (Isaías 52: 13), [e identifica al "servidor", tanto con la Shejináh, como con Metratón, porque la Shejináh o Matronitha es una con Metratón]. "Ved, mi servidor entenderá", es decir, él sabrá cómo restaurar las almas, cada una en su lugar. "El será exaltado y alzado y estará muy en lo alto", del lado de todos los grados superiores, como se dijo antes.") (Esto significa el "Tikkún" de las Almas a partir desde aquí del Mundo de Asiyáh o el Mundo Físico y ayudar a elevarlas a "cada una en su lugar" que le corresponde en cada uno de los Cinco Mundos (Asiyáh, Yetziráh, Beriyáh, Atzilut, Adam Kadmon). El Cristo Íntimo encarnado en un Iniciado, cada vez que se encarna, no solamente ayuda para que cada uno de los cinco niveles del Alma dentro de él se eleve "cada una a su lugar", sino que también ayuda para que esos cinco niveles del Alma puedan elevarse "cada una en su lugar", dentro de "alguno" que siga las enseñanzas del Cristo Íntimo, Interior, encarnado en Su Mayor y más elevado Nivel en nuestro Señor Jesús El Cristo el Hijo Unigénito del Padre.)

(En otra explicación, Isaac Luria interpreta este versículo del Profeta Isaías, enseñando que se refiere a Shilóh o Moisés, y "Porque ellos [Shilóh o el Mesías que es Moisés que tienen iguales valores numéricos Kabalísticos] son uno, es que el Mesías es la Neshamáh de la Neshamáh de Moisés." Pues la Neshamáh de la Neshamáh es el Alma del Mesías. Mas, no solamente en Shilóh o Moisés, sino en cada Iniciado que logre encarnarla, puesto que la llegada del "Mesías" es un acontecimiento individual, íntimo, interior, dentro de todo verdadero y espiritual "Hijo de Israel". Porque "Mesías" o "Ungido" significa "Cristo", el Cristo Íntimo.) (De los tres niveles del Alma: Néfesh, Rúaj y Neshamáh, "Neshamáh" es el Alma Superior. Hay otros dos niveles aún superiores llamados "Jayyah" y "Yehiidáh". "Neshamáh significa "Alma Superior", y "la Neshamáh de la Neshamáh", puede referirse a la Neshamáh de la Neshamáh de Atziluth, o a la Neshamáh de la Neshamáh de Adam Kadmon.) ("Henoch-Metatrón es la Neshamáh del Primer Adam...".) (Isaac Luria explica también que Cuando el Mundo fue creado" Henoch recibió "la Zehira Ila'a de Adam" que se corresponde con "el nivel de Arikh Anpín" o "el Gran Rostro" o "Partzuf" del Anciano de los Días, del Padre.)

(La correspondencia de los cinco niveles del Alma es así: Yehiidáh con Kether, y con Adam Kadmon; Jayyáh con Jojmáh; y con el Mundo de Atziluth; Neshamáh con Bináh y con el Mundo de Beriyáh; Rúaj con Zeir Anpín: Jésed, Guevuráh, Tiphéreth, Netzáj, Hod y Yesod), y con el Mundo de Yetziráh; Néphesh con Maljut y con el Mundo de Asiyáh.) (Hay que tener en cuenta que cada uno de los Cinco Mundos, tiene sus propias Diez Sephiróth...)

(En el Zóhar, Simeón ben Yojai explica que Shilóh es Moisés: "Hasta que viene Shilóh": este es Moisés, siendo el valor numérico de los nombres Shilóh y Moisés el mismo…" Y esto es así, porque Enoch o Metratón es también Moisés. En el Zóhar, Simeón ben Yojai le dice al Profeta Moisés: "Pues nadie más que tú puede usar Metratón Sar haPaním...". Por lo tanto, con la Ayuda de Dios, Shilóh, Moisés, Enoch o Metratón (Nombres diferentes o varios Nombres de una sola y misma Jerarquía de la Logia Blanca) será "elevado" al Mundo de Adam Kadmon, como ha sido profetizado). (Si aquí en el mundo físico hay personas que tienen dos, tres, cuatro, y hasta más nombres de esa misma persona, no debe de extrañarnos el hecho de que una Jerarquía de la Logia Blanca sea llamada por varios Nombres diferentes, como hemos visto). (Mas, la persona que se lo proponga, si se dedica a practicar durante toda su vida, continuamente "de hechos y no de palabras", Los Tres Factores, puede también elevarse, con la Ayuda de Dios, al Mundo de Adam Kadmon y más allá inclusive al "Ain Soph" el Sagrado Infinito. Y si esto es posible para cada persona que se lo proponga, no debe de sorprender que el Ángel Metratón o Enoch-Metatrón, Shilóh o Moisés, teniendo encarnado a Su Bodhisattwa en Humano cuerpo, pueda elevarse al Mundo de Adam Kadmon, e integrarse después como una Unidad o "EJaD" en el Sagrado Infinito o Ain Soph, y en donde está nuestro propio "Prototipo Solar Absoluto", de cada Ser Humano, llamado en la "Pistis Sophía" Jeú, Ieou, o Yew, el Padre del Padre, el Padre de Kether, puesto que desde el Ain Soph o Sagrado Infinito Yew emana a Kether de Adam Kadmon, el Padre, el Anciano de los Días en Adam Kadmon. En todo caso, lo que cuenta es el Ser, el Real Ser, y no la persona física de uno. En cuanto a mi imperfecta y vana persona, no tiene ningún valor, y me reconozco siempre "como una sombra pecadora" que debo se seguir muriendo siempre a mis defectos psicológicos; y como "un vil gusano del lodo de la tierra").

(El Abad y Kabalista Francés Eliphas Levy, anunció que "Enoch aparecerá en el año dos mil de la Era cristiana.") (En algunas tradiciones Rabínicas se habla de la llegada del "Mashiaj" (Mesías) en el mes de Elul del año 5760 del Calendario Hebreo, que se corresponde con el mes de Septiembre (Agosto-Septiembre) del año 2000 de nuestra Era Cristiana. El Signo del mes de Elul es Virgo, o La Virgen, y al cual se refirió el Profeta Jeremías: "Retorna, oh, virgen de Israel" (Jeremías 31: 21). El mes de Elul es el mes de La "Teshuváh", (el Verdadero Arrepentimiento). Durante este mes, se suelen realizar Oraciones, junto a la tumba de Rajel, y Estudios de La Toráh junto a la tumba de Rabbí Simeón Ben Yojai.) (Así como el "Mesías", el "Ungido", el Cristo, debe de venir interiormente dentro de cada uno de nosotros para la Salvación del "Pueblo de Israel" interior en cada Ser Humano, así también la Profecía de la encarnación del "Mesías" en el mes de Elul del año 2000 de nuestra Era Cristiana, se refiere a la encarnación del Cristo Interior en el alma de Enoch, Shilóh o Moisés.) (Metatrón o Metratón "el Ángel de la Faz del Padre" o Su Espíritu Santo, "el Príncipe de la Presencia", es uno de los Aspectos más elevados del Real Ser de Moisés, -y en cada Ser también-, y por lo cual se dice que la Toráh Esotérica o "los Secretos de la Toráh", le fueron entregados a Moisés por intermedio del Ángel Metratón; mas Metratón y Moisés son Uno y el mismo, porque el Padre y el Hijo y el Espíritu Santo "una cosa" son; como dice nuestro Señor Jesús El Cristo, que Él y el Padre son Una misma Cosa: "Yo y el Padre una cosa somos". (Juan: 10: 30). Y el Espíritu Santo proviene del Padre y del Hijo. Así como en nuestro Señor Jesús el Cristo, Él y el Padre una misma Cosa Son, y Su Espíritu Santo (el Ángel de Su Faz) proviene del Padre y del Hijo; así también acontece dentro del Real Ser Divinal en cada Ser Humano.)

(Donde quiera que esté Metratón o Metatrón, está siempre junto con Él, la Sagrada Shejináh -nuestra Bendita Madre Divina Kundalini- o la "Presencia" de Dios, que es el Ángel -el Espíritu Santo- que le habló a Moisés de en medio de la Zarza Ardiente del Horeb, y el Ángel que guió al Pueblo de Israel en el desierto.)

2) Beriyáh (el Mundo de la Creación, el Mundo del Trono Divino o Merkabáh, el "Mundo de los Tronos", el Mundo de los Arcángeles.)

3) Yetziráh (el Mundo de la Formación, y de los Ángeles.)

4) Asiyáh (el Mundo del "Hacer", el Mundo Físico.)

Mas, anterior al Primero de los "Cuatro Mundos" está el Mundo de Adam Kadmon (el "Hombre Primordial"), "el más Antiguo de todos los Primordiales Seres", "el más Oculto de todos los Ocultos", la Primera Luz emanada del Sagrado Infinito "En Soph", con Sus propias Diez Luminosas Sephiróth que fueron emanadas antes de haber sido emanadas todas las demás emanaciones. Todas estas Primeras Diez Sephiróth emanadas del "En Soph", antes de cualquier otra emanación, en su conjunto, en su totalidad, son llamadas Adam Kadmon.

Adam Kadmon es llamado "el Emanador" y es el vínculo y el "filtro" entre la Luz del Infinito ("Or En Soph") y la Luz Finita o Limitada de los Mundos.

Adam Kadmon es el "Canal" de la Luz del Infinito del Logos Solar. Adam Kadmon como "el Emanador" emana de Él directamente el Mundo de Atziluth.

Quiere decir, que las Diez Sephiróth del Primero de los "Cuatro Mundos" llamado el Mundo de Emanación o Mundo de "Atzilut", siendo muy ocultas, sublimes y elevadas, y no obstante ser de los Cuatro Mundos el que más próximo está del Sagrado Infinito "En Soph", no fueron las primeras en ser emanadas porque antes de ser emanadas, las primeras Diez Sephiróth en ser emanadas son las Diez Sephiróth de Adam Kadmon, la Primera Emanación del Sagrado Infinito Solar Absoluto, "En Soph".

Las Diez Sephiróth de Adam Kadmon, son: 1: Kether de Adam Kadmon; 2: Jojmáh de Adam Kadmon; 3: Bináh de Adam Kadmon; Zeir Anpín (que incluye las Sephiróth 4: Jésed, 5: Guevuráh, 6: Tiphéreth, 7: Netzáh, 8: Hod y 9: Yesod) de Adam Kadmon; y, 10: Maljút de Adam Kadmon.

La Sephiráh Kether de Adam Kadmon es la que está más próxima al Sagrado Infinito o "En Soph".

Cada uno de los Cuatro Mundos tiene también sus propias Diez Sephiróth ("Esferas" de Luz o "Vasijas" de Luz).

Los "Cuatro Mundos" son aspectos de las Cuatro Letras del Santo Tetragrammatón HaVaYaH o las Santas Cuatro Letras ordenadas así, del Nombre de Dios, YHVH (IAO), ¡que nunca se debe de pronunciar en vano!

Los "Cuatro Mundos" que han sido emanados después de haber sido emanado primero Adam Kadmon, del Sagrado Infinito o "En Soph", se corresponde cada uno, y en su debido orden, con cada una de las Cuatro Letras del Santo Tetragrammatón como hemos visto.

Las primeras Diez Sephiróth emanadas del "En Soph" o Sagrado "Infinito" en su conjunto son Adam Kadmon.

Adam Kadmon con todas Sus Diez Sephiróth, está indicado - explica Isaac Luria -, por la punta superior de la Letra Yod (Yud) que es la Primera de las Cuatro Letras del Santo Tetragrammatón YHVH Yud Hei Vav Hei (YHVH). La punta superior de la Letra Yud, alude también a la Sephiráh Kether o el Anciano de los Días de "Adam Kadmon".

(Nota: Las letras Hebreas se escriben de derecha a izquierda).

Entendiendo, como se ha explicado, que las Diez primeras Sephiróth emanadas del En Soph que integran todas en su conjunto a Adam Kadmon que está por encima del Mundo de Atziluth, están indicadas por la punta superior de la Letra "Y" (Yud) y que alude a la Sephiráh Kether de Adam Kadmon, los "Cuatro Mundos" están relacionados con las Cuatro Letras del Santo Tetragrammatón YHVH, y con las Sephiróth, de la siguiente manera:

La Letra "Y" (Yud) con el Mundo de Atziluth o Mundo de Emanación y con la Sephiráh Jojmáh.

La primera Letra "H" (Hei), con el Mundo de Beriyáh o Mundo de Creación y con la Sephiráh Bináh.

La Letra "V" (Vav) con el Mundo de Yetziráh o Mundo de Formación y con las Sephiróth Jésed, Guevuráh, Tiphéreth, Netzáh, Hod y Yesod, que integran todas seis a "Zeir Anpín" cuyo centro o corazón es Tiphéreth.

La última Letra "H" (Hei), con el Mundo de Asiyáh o Mundo del Hacer, y con la Sephiráh Maljút.

Mas cada uno de los Cuatro Mundos tiene sus propias Diez Sephiróth, y por lo tanto, cada uno de los Cuatro Mundos son también aspectos del Santo Tetragrammatón.

Cuando se hace referencia a la Sephiráh Kether, hemos de entender, que cada uno de los Cuatro Mundos, y más allá inclusive en Adam Kadmon, tienen su propia Sephiráh Kether: Kether de Adam Kadmon, Kether de Atziluth, Kether de Beriyah, Kether de Yetziráh, Kether de Asiyáh; y así sucesivamente con cada Sephiráh.

El nivel más elevado, superior o "Supernal" de Kether está más allá de Kether del Mundo de Atziluth, en Adam Kadmon, Kether de Adam Kadmon...

Este es uno de los significados ocultos de la Oración del Padre Nuestro que nos Enseñó nuestro Señor Jesús El Cristo: "Padre nuestro que estás en los Cielos, santificado sea Tu Nombre." Porque El Padre, nuestro Padre que está en los Cielos, es Kether, el Santo Anciano de los Días, dentro de cada Ser, y Kether está en la parte más elevada de cada uno de los Cuatro Mundos, y más allá inclusive, en la parte más elevada de Adam Kadmon, y más allá... en el Ilimitado Absoluto En Soph, el Padre del Padre, de donde emana Kether de Adam Kadmon.

En el Tratado "Sotá" (cap. IX: 15) de "La Mishná", (Codificación más antigua de la ley oral rabínica), se exhorta a apoyarnos "En nuestro Padre que está en los Cielos:

"¿En quién podemos apoyarnos? En nuestro Padre que está en los cielos." R. Eliézer el grande decía: Desde el día en que fue devastado el Templo comenzaron los sabios a ser como escribas (maestros de escuela) y los escribas como servidores de las sinagogas, y los servidores de las sinagogas como la gente del pueblo, y la gente del pueblo se va empobreciendo y no hay nadie que busque. ¿En quien habrá de apoyarse? En nuestro Padre que está en los cielos"...

Nuestro Señor Jesús El Cristo nos ha Enseñado a Orar a nuestro Padre que está en los Cielos en la Oración más sublime y en forma completa del Padre Nuestro.

En el Zóhar, Simeón ben Yojai, en lenguaje esotérico, al Orar a nuestro Padre que está en los Cielos, lo expresa con las siguientes palabras:

"Rabbí Simeón dijo: Al rezar, levanto mi mano hacia lo alto, de modo que cuando mi mente se concentra en lo más elevado hay aún algo de elevación mayor que nunca puede conocerse o captarse el punto de partida que es absolutamente oculto; que produjo lo que produjo mientras permanecía incognoscible, e irradiaba lo que irradiaba mientras permanecía indevelado..." (El Zohar).

- III -
Las Diez Sephiróth de Adam Kadmon la "Ruptura de las Vasijas", el "Tikkún" y la "Redención"

Las Diez Sephiróth son las "Vasijas" en las cuales está y brilla la Luz del Alma y del Espíritu. Esta Luz es Doble en cada "Vasija": una Luz interior y una Luz envolvente. Y por lo cual, debe de entenderse que son las Luces que están en cada Sephiráh, las que comprenden o forman a Adam Kadmon. Esta "Esencia de las Luces" son "el Alma de Adam", el Alma del Hombre. Las Diez Sephiróth (la Luz de Cada Sephiráh o "Vasija") son aspectos del Nombre de Dios YHVH.

El Libro del Génesis comienza el relato de la Creación con las Palabras:

"En el principio, Dios creó los cielos y la tierra". (Génesis 1: 1).

En sus enseñanzas, Isaac Luria explica que las anteriores palabras con las que comienza la Toráh, no se refieren al primero de los "Cuatro Mundos" que es el Mundo de Atziluth, el Mundo de Emanación, sino al segundo, que es el Mundo de Beriyáh, el Mundo de la Creación.

En resumen: Con el poder de Bináh o la Madre Divina de Atzilut, la Madre Divina Bináh de Beriyáh creó a Zeir Anpín (las Sephiróth Jésed, Guevuráh, Tiféret, Netzáj, Hod y Yesod) de Beriyáh, y a Nukva (Maljut o la Consorte) de Zeir Anpín de Beriyáh.

En la Kabbaláh, "los Cielos" son "Zeir Anpín" o Tiphéreth porque es su Sephiráh central; y "la Tierra" es Maljút, la Shejináh.

En otra explicación esotérica, "los cielos" son los Estados de Conciencia en el Ser Humano, y "la tierra", el cuerpo físico.

El siguiente versículo "La tierra estaba sin forma y vacía" (Génesis 1: 2), se refiere a "la ruptura de las vasijas". Y las palabras "y el espíritu de Dios estaba flotando sobre las aguas" (Génesis 1: 2), son las "luces" del mundo del Caos ("tohu"), "Luces" "que no pudieron las vasijas recibir." Y al no poder recibir la poderosa intensidad de las Luces del Espíritu de Dios, las "Vasijas" se "rompieron".

En otra clave, "la tierra... sin forma y vacía", se refiere a los estados mentales egoicos, desordenados y caóticos dentro de la persona que no ha realizado el Génesis Alquímico, que no trabaja por realizar el "tikkún" dentro de sí misma.

Los Siete Días de la Creación, a la Luz de la Alquimia, son los Trabajos Esotéricos que debemos de realizar con los Tres Factores en el Camino Esotérico. (Ver, por favor, nuestras publicaciones sobre el Camino Esotérico en la sección "Guía Práctica del Estudiante Gnóstico".)

En síntesis: El primer Día del Génesis, relacionado con el cuerpo físico, es el descenso consciente del Iniciado a los Mundos Infiernos, "el secreto de Maljut", para conocer "el secreto del Abismo". El segundo Día, es la preparación del Mercurio de la Alquimia hasta lograr el Despertar y el Ascenso, por la médula de la columna cerebro-espinal, del Fuego Sagrado del Kundalini. También está relacionado con el cuerpo vital. El Tercer Día del Génesis, en una clave se refiere a la Fabricación del Cuerpo Astral. Mas para que pueda llegar a dar "fruto", se necesita de su transformación en un Cuerpo de Oro en la Segunda Montaña, que es cuando se dice que ha llegado a dar o a tener "fruto"... El Cuarto Día es la Fabricación del Cuerpo Mental. Mas en una octava superior se refiere a la Fabricación del Cuerpo Mental de Oro. El Quinto Día la Fabricación del Cuerpo Causal; y en una octava superior, a la Fabricación del Cuerpo Causal de Oro. En el Sexto Día, el Buddhi o Guevuráh se convierte en un Vehículo o Cuerpo de Oro, y en el Séptimo Día Jésed o Átman se transforma también en un Vehículo de Oro. Luego viene la Resurrección Esotérica en el "Octavo Día" que se corresponde con la sephiráh Bináh.

En una clave o significado, el cuerpo físico está relacionado con la sephiráh Maljut, el cuerpo vital con la sephiráh Yesod, el cuerpo Astral con la sephiráh Hod, el cuerpo Mental con la sephiráh Netzáh, el cuerpo Causal con la sephiráh Tiphéreth, el cuerpo Búddhico con la sephiráh Guevuráh, y el cuerpo Átmico con la sephiráh Jésed.

Kether, Jojmáh y Bináh son "la Corona Sephirótica".

En la Luz "Simple" del Sagrado Infinito o "En Soph", antes del "Tzimtzum", estaban contenidos los atributos Divinos, tanto de Amor como de Rigor. Mas el atributo de "Rigor" era como "un grano de sal disuelto en el mar". Mas en el "Tzimtzum" tomó forma definida.

La "ruptura de las Vasijas" fue causada porque la Fuerza de la Luz que les llegó estaba excesivamente cargada de "Rigor", todavía sin el Equilibrio del Atributo de "Jésed" o de la "Misericordia".

De la Luz emanada originalmente "de los ojos de Adam Kadmon", las Diez Sephiróth quedaron en un estado de aislamiento, o desconexión, como "Puntos" ("nekudim") "de Luz" (este estado es llamado el "Mundo de los Puntos": "olam hanekudim"), sin relacionarse o interactuar unas con otras, quedando inmersas en una especie de "Caos", llamado "tohu", y por lo cual, las "Vasijas" de las siete Sephiróth inferiores, no podían contener a la Gran Luz, ocasionando su ruptura, cuyo resultado dio origen al surgimiento del "ego", egoísmo o maldad.

Con la ruptura de las Vasijas, unas Chispas de Luz retornaron a Adam Kadmon, al "Emanador"; mientras que otras Chispas de Luz cayeron en los mundos inferiores, y otras en los mundos infiernos.

Entonces Dios introdujo el Atributo de la Misericordia para mitigar y equilibrar el Atributo del "Rigor".

En todo caso, las raíces "egoicas" ya existían antes de la "ruptura" de las "Vasijas", surgidas por la mecanicidad que aparece por el alejamiento de la Única Ley, de la Unidad y el descenso en Mundos de mayor número de Leyes cada vez aumentadas: tres, seis, doce, veinticuatro y cuarenta y ocho leyes que son las que rigen el Mundo de Asiyáh, el mundo material.

Y si los resultados del error que son el "ego" o nuestros yoes o defectos psicológicos (ira, codicia, lujuria, envidia, pereza, orgullo, gula, etc.); y las causas del error, las causas que los originaron, los "yoes-causas", no se eliminan mientras aún se está viviendo físicamente, aquí, en el mundo de Asiyáh, el alma dispersa, dividida y atrapada entre la multitud de "yoes-diablos" entra en el abismo, en el infierno, en la involución sumergida, en el mundo de las 96 leyes, 192 leyes, etc., hasta pasar por "la muerte segunda" de la que se habla en el Apocalipsis de San Juan, (Ap. 20: 14-15).

Si se sigue el hilo, por ejemplo, de la Doctrina Gnóstica de las causas que motivaron en el seno mismo del "Pleroma" la caída de "Pistis Sophía", hallaremos puntos en común con la Doctrina de Isaac Luria referida a la caída de "las Chispas de Luz" desde la Luz Divina a las regiones inferiores.

Y en el siguiente versículo, "Dios dijo, "Que sea la Luz", es una alusión a la Sephiráh Jésed que es el atributo de la Misericordia, del Amor, con cuya influencia se rectifica la "Ruptura" en las Sephiróth de Zeir Anpín (Jésed, Guevuráh, Tiphéreth, Netzáj, Hod, Yesod) y Nukva (Maljut).

Las "Vasijas" que fueron rotas "descendieron al nivel del Mundo de Beriyáh. Esto está indicado por la frase "y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo." Porque "... al principio de Beriyáh está la "faz del abismo", porque realmente desde este punto hacia abajo está referido como "agua".

Posteriormente, en su caída, continuaron hasta caer en los mundos inferiores.

La palabra "tikkún", significa: "corrección", "reconfiguración", "restauración", "reparación", y "reconstrucción", de las Diez Sephiróth.

Por lo cual, el Prototípico y Arquetípico "Adam Kadmon", vino aquí al Mundo de Asiyáh, al Mundo Físico, Encarnado en nuestro Señor Jesús El Cristo, (y en otros niveles de Jerarquía en cada Maestro Cristificado que Encarna a su "Adam Kadmon" individual, particular) para ayudarnos a elevar nuestras Almas "cada una en su lugar", lo cual acontece, si atraemos primero la Imagen del Adam Terrenal, y luego la Imagen del Adam Celestial (Adam Kadmon), dentro de cada uno de nosotros, practicando durante toda la vida Los Tres Factores de la Revolución de la Conciencia.

- IV -
Los "Partzufim" o Rostros Arquetípicos de las Sephiróth

Después de la ruptura de las "Vasijas", Adam Kadmon recibió en su "frente", una Nueva Luz emanada directamente de la Luz del Infinito Ain Soph, con las cuales se dio comienzo al orden, y a la desaparición del "Caos" en el que estaban las Sephiróth, por causa de la rotura de las "Vasijas". Estas nuevas Luces, provenientes del Sagrado Ain Soph, y luego a través de Adam Kadmon, se organizan y se transforman y asumen la semblanza de un "Partzuf" o "Rostro" de Dios:

El Partzuf o "Rostro" de Kether, del Padre, del Anciano de los Días, es llamado "Arikh Anpín" o el "Gran Rostro".

El Partzuf o "Rostro" de Jojmáh, el Hijo, el Cristo, es llamado "Abba": Padre.

El Partzuf o "Rostro" de Bináh, la Madre Divina o el Espíritu Santo, es llamado "Imma": Madre, que es Masculino y Femenino a la vez, Padre-Madre. Esta es una corrección, que a las tradiciones kabalísticas le ha hecho nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor. Porque se ha caído en el error de interpretar a Bináh como exclusivamente una Sephiráh femenina, y le asignan como su contraparte masculina exclusivamente a Jojmáh. La confusión está en no entender que Kether, Jojmáh y Bináh o "la Corona Sephirótica" se desdoblan en Bináh como Adam-Eva.

El Partzuf o "Rostro" de las seis Sephiróth Jésed, Guevuráh, Tiphéreth, Netzáh, Hod y Yesod, es llamado "Zeir Anpín" o "el de Pequeño Rostro", cuyo corazón o centro es Tiphéreth.

El Partzuf o "Rostro" de la Sephiráh Maljút, es "Nukváh": la Novia, Esposa, Hermana, o la Consorte de Zeir Anpín, que es la Shejináh.

Cada uno de estos Cinco Partzufim o "Rostros" tiene a su vez sus propias Diez Sephiróth.

Otros Partzufim o "Rostros" son: "Atik Yomin" o "el Alma" de "Arikh Anpín".

"Israel Sava" o "Israel Abuelo", un Partzuf o "Rostro" del Partzuf "Abba".

"Tevunáh" o "Discernimiento", un Partzuf de Imma.

"Jacob-Israel", un Partzuf de Zeir Anpín.

"Rajel-Leah", un Partzuf de "Nukváh" o la Consorte de "Jacob-Israel".

Cuando las "Vasijas" se rompieron, Adam y Eva cayeron, y la Shejináh quedó en el "Exilio"... El orden se alteró "y los canales celestiales se rompieron"...

Adam, aquí, se refiere a lo que es llamado el "Bodhisattwa" o el Alma Humana (el Hijo del Hombre que tiene que ser levantado dentro de cada Iniciado). Eva es la Shejináh llamada Maljút. No se trata de la caída del Alma Divina, porque el Alma Divina no se cae, sino de uno de sus "Partzufim" o "Rostros", de "Nukváh" personificada en "Rajel". En todo caso la caída ocasiona alteraciones en todos los Mundos...

En otra clave o significado "Adán y Eva" fue toda la Humanidad Edénica; es decir, los Hombres y las Mujeres del Paraíso Terrenal.

Al comenzar la Rectificación o "Tikkún" con la Ayuda de Dios y con la mutua "Ayuda" de Zeir Anpín y Nukváh, la Sephiráh Maljút se convierte en "Rajel" un Partzuf de Nukváh y la Esposa de Jacob, que es un Partzuf de Zeir Anpín. Mas el "Tikkún" de Jacob-Rajel se completa cuando se realiza el "Tikkún" Israel-Leah, "entonces Leah es incluida en Rajel", y se generan y completan, interiormente, espiritualmente, dentro del Iniciado, en los niveles de Conciencia, en las dimensiones superiores, "Los Doce Hijos de Jacob-Israel".

La Base del "Tikkún" de todas las Diez Sephiróth, se fundamenta en la Unión Sexual y Amorosa de Zeir Anpín y Nukváh. Y esta Unión o "Zivug" únicamente puede suceder, si aquí en la parte física se da la Unión casta y amorosa de un hombre y de una mujer en el matrimonio: el esposo y su propia esposa, unidos en castidad, en amor y fidelidad, en la práctica del "Arcano", que es el Arca del Pacto, el Arca de Noé, el Arca de la Alianza, el Pacto de la Nueva Alianza. Mejor dicho, con la práctica de "Los Tres Factores".

Cuando el esposo y su propia esposa se unen sexualmente para practicar el Arcano, promueven interiormente, la Unión de Zeir Anpín y Nukváh, en un nivel, y en niveles más elevados, la Unión del Padre-Madre en Bináh.

Esta Unión o "Zivug", en la medida en que se practica correctamente, de acuerdo a los cánones y reglas de la Santa Alquimia, gradualmente Rectifica o Restaura a cada una de las Sephiróth en todos y en cada uno de sus Aspectos.

Los "Siete Días de la Creación", contienen las claves Esotéricas, Alquimista y Kabalista, que nos permiten lograr, dentro de cada uno de nosotros el "tikkún" hasta lograr la Resurrección Esotérica, que acontece después del "Séptimo Día", en el "Octavo Día" (que se corresponde con la Sephiráh Bináh).

Después de la Resurrección hay que realizar otros Trabajos Esotéricos para que quede completo el "tikkún" de las Diez Sephiróth de Adam Kadmon, que es cuando han cristalizado, después de la cristalización de Bináh (el Espíritu Santo), también la Sephiráh Jojmáh (el Cristo) y la Sephiráh Kether (el Padre), quedando así cristalizadas "Las Tres Fuerzas", los Tres Logos: El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, para absorberse Las Tres Fuerzas, integradas en una Unidad o "EJaD" en el Seno del Sagrado "Ain Soph" o "En Soph".

Los "Siete Días de la Creación" son la realización de la Obra Alquímica y Kabalística, interior, por medio de la práctica de "Los Tres Factores" y de "El Camino Esotérico" de "Las Tres Montañas": la Cristificación total, la Liberación total.

Como explicamos antes, a medida que la Luz se fue alejando cada vez más de la "Unidad", la Luz de las Sephiróth quedó alterada, contaminada, porque al separarse de la Unidad y dividirse, quedó atrapada en las leyes de la mecanicidad, cada vez más y más. Y esta división y mecanicidad, dio origen a las causas del "ego", del "yo", a las causas de los errores y defectos, mucho antes de "la ruptura de las Vasijas" y de la caída en el pecado, en el Edén.

Más tarde, con la caída del Alma en "el pecado original", la Luz quedó atrapada, al tomar formas psicológicas las causas del "ego" en múltiples entidades egoicas, diabólicas, "yoes", "agregados" o "apéndices", que personifican a nuestros defectos psicológicos (ira, codicia, lujuria, envidia, pereza, orgullo, gula, etc.).

Mas por medio del "Tikkún" o Restauración del Alma (caída en el "Galut" o "Exilio" del mundo material), y de cada una de las Partes del Ser Íntimo, Individual, Particular, se logra, gradualmente, el equilibrio y la armonía que llega a ser Perfecta solamente cuando la totalidad de las Partes del Ser regresan, perfeccionadas, e integradas en el Nuevo "Adam Kadmon", el "Adam Celestial", en cada Ser que lo llega a realizar, restaurado como una Unidad ("EJaD") a su fuente original, a la Luz del "En Sof" o Sagrado Infinito Solar.

Cuando el Anciano de los Días, Kether, nuestro Padre que está en los Cielos, nuestro Real Ser interior, individual, particular dentro de cada Ser Humano, ha realizado a las Diez Sephiróth del Árbol de la Vida, (lo cual podemos lograr practicando durante toda la vida "de hechos y no de palabras" los Tres Factores de la Revolución de la Conciencia),

"... resplandecen [las Diez Sephiróth] como piedras preciosas en el cuerpo del ANCIANO DE LOS DIAS", y "se transforma en ADAM-KADMON, el Hombre Celeste...", nos enseña nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor.

La Realización de las Diez Sephiróth en Adam Kadmon, indica, en el Iniciado que lo haya logrado, la previa Realización de cada una de las Diez Sephiróth en cada uno de los "Cuatro Mundos", en su debido orden, del inferior al superior: Asiyáh, Yetziráh, Beriyáh y Atziluth.

Para la realización del "tikkún" o Restauración de las Diez Sephiróth en cada uno de los "Cuatro Mundos" y en el nivel superior de Adam Kadmon, se habla del cumplimiento de los "613" preceptos de la Toráh. Mas el Zóhar explica que José el Justo, el hijo de Jacob, con una sola acción cumplió la Toráh entera, "todos los Preceptos de la Toráh", manteniendo intacto el Pacto de la castidad:

"José mediante una acción cumplió la Toráh entera, pues todos los preceptos de la Toráh se hallan ligados a la preservación del santo pacto en su integridad..." (El Zóhar).

Insistimos en este punto, porque es la clave de todo. Con la práctica de "Los Tres Factores", se renueva constantemente el Pacto de la Nueva Alianza y se viven todos los Preceptos de la Toráh.

"Adam Kadmon" o el "Hombre Primordial", el "Hombre Celeste", "el Logos Manifestado", en una Clave es el Vehículo de Manifestación del Cristo, del Logos Solar. En otra clave es el Verbo Colectivo de los "Dhyan Chohans Creadores" ("la Hueste de los Poderes Cósmicos"), como también el Macrocosmos, el Universo. En otra clave, Adam Kadmon es el Santo Anciano de los Días, más allá del Mundo de Atziluth, el Adam Celeste, el Adam Solar, el Andrógino Padre-Madre Celestial encarnado dentro de un Iniciado, que ha realizado completamente a sus Diez Sephiróth, cuando el Iniciado ha logrado cristalizar a las Tres Fuerzas: El Padre, El Hijo, El Espíritu Santo, lo cual acontece en el final de la Tercera Montaña.

La Restauración y la Redención, hay que comenzar a realizarla desde aquí, con la Ayuda de Dios, dentro de cada uno de nosotros mismos, por medio de Los Tres Factores; y en la medida en que "aquí y ahora" vamos realizando ambas, recibimos la ayuda y la Fuerza de nuestro Padre-Madre que está en los Cielos, que es el significado de las Palabras: "Ayúdate que Yo te Ayudaré".

Quedando así restablecida en forma completa la armonía de las Diez Sephiróth de Adam Kadmon y libres de toda mancha, y perfeccionadas, por medio del "Tikkún", "Corrección" o "Restauración", y "Redención", e integrado todo en una Unidad ("EJaD"), en el Sagrado Infinito o "En Soph", no obstante, el Iniciado continuar sirviéndole al Cristo por siempre y para siempre, permaneciendo aquí, para auxiliar a la Humanidad, porque estará conectado directamente con la Única Ley. Y Todo será siempre "Uno", "Arriba" y "Abajo", como está escrito:

"En aquel día, YHVH será UNO [EJaD], y Su Nombre UNO [EJaD]". (Zacarías 14, 9).

"YHVH es Uno arriba", como está escrito:

"ShemÁ Yisra'el, IAO ELOHIM, IAO EJaD".
("Oye, oh, Yisrael, IAO ELOHIM, IAO Uno es").

"... y Su Nombre es Uno abajo", como también así está escrito en la respuesta silenciosa:

"Barukh shem kevad malkhuta le-alam va-ed".
("Bendito sea el Nombre de la Gloria de Su Reino por los siglos de los siglos").

Nuestro Venerable y Amado Maestro Samael Aun Weor, nos dice:

"EL ADAM-KADMON Kabalista, el RHA- SEPHIRA o eterno MASCULINO-FEMENINO, conciliándose en perfecta armonía arriba y abajo, en lo infinitamente grande y en lo infinitamente pequeño, constituyen la nota culminante del "MONTE OLIVETI". [El Monte de los Olivos].

Las Diez Sephiróth son, por lo tanto, el Cuerpo de Adam Kadmon.

Adam Kadmon Realizado dentro de un Iniciado, es el Anciano de los Días, el Padre, con Sus Diez Sephiróth completamente Realizadas, Cristificadas: la Cristificación total.

Víspera del Shabbath del Día Viernes
8 de Junio del Año 2012
Amamos a todos los Seres, a toda la Humanidad.
Cada Ser Humano es también la Humanidad.

"¡Que todos los Seres sean Felices!"
"¡Que todos los Seres sean Dichosos!"
"¡Que todos los Seres sean en Paz!"

De todo Corazón,
Para toda la Pobre Humanidad Doliente,
Luis Bernardo Palacio Acosta
Bodhisattwa del V.M. Thoth-Moisés

Index -
Guía Práctica del Estudiante Gnóstico
-